Imagen de Nadal durante su partido de cuartos de final de Wimbledon ante Taylor Fritz en el All England Club de Londres. | Efe

5

Clasificarse para la final de Wimbledon es algo demasiado importante como para echarse atrás sin al menos intentarlo. Rafael Nadal quiere saltar este viernes a la pista para disputar las semifinales de Wimbledon ante Nick Kyrgios a pesar de la rotura de siete milímetros en la zona abdominal que han revelado las pruebas médicas a las que se ha sometido este jueves antes de ejercitarse. Supo sobreponerse a Taylor Fritz y los dolores para acceder a la penúltima ronda del tercer grande del curso y confía en sus posibilidades de encontrar soluciones para mantener sus opciones de acceder al encuentro decisivo.

Noticias relacionadas

Rafael Nadal ha optado por cambiar el escenario de su sesión preparatoria de este jueves para probarse sin la atenta vigilancia de medios y espectadores en las pistas del All England Club. Todo gira alrededor de su posible presencia en las semifinales y ha buscado más intimidad para probarse y trabajar algunos de los mecanismos a los que puede recurrir para minimizar su dolencia. A pesar de las recomendaciones de su familia y equipo de que abandonara, el balear consiguió modificar su servicio para no sufrir tanto ante Fritz y presentar unas prestaciones suficientes para alzarse con el triunfo, algo que le ha dado cierta confianza para forzar. Aunque tras el partido sacaba a relucir la posibilidad de no llegar a saltar a la pista este viernes, el campeón de dos Wimbledon se ha decidido por pelear por un puesto en la final.

La resistencia de Nadal a retirarse no es nueva, ya la dejó clara en Australia en 2011 y en posteriores encuentros como la final ante Wawrinka, y ahora, después de valorarlo a conciencia con los suyos y sobre todo con su médico Ángel Ruiz-Cotorro, quiere volver a saltar a la pista el viernes para buscar su clasificación para la final. No será una tarea sencilla ante el impredecible Nick Kyrgios, pero el nivel de juego acreditado ante Fritz han alimentado sus ganas por intentar estar en un encuentro decisivo al que también optan en la otra semifinal Novak Djokovic y Cameron Norrie.