Imágenes de Rafael Nadal durante el partido de cuartos de final del Abierto de Australia 2011 en el que se negaba a retirarse en pese a estar lesionado. | R.D.

2

Los cuartos de final de Wimbledon dejaron la imagen de la familia de Rafael Nadal invitándole a abandonar por la lesión en la zona abdominal que le condicionaba sobremanera ante Taylor Fritz. El mallorquín superó los momento de dificultad tras pasar por los vestuarios y encontró la manera de sobreponerse al estadounidense y a sus problemas físicos para acabar sellando su clasificación para las semifinales en el All England Club. La del miércoles no ha sido la primera vez en la que los suyos abogaban por la retirada y su rebelión contra las adversidades han convertido en viral sus imágenes en el Abierto de Australia de 2011.

Noticias relacionadas

Igual que en los cuartos de final de Wimbledon Nadal se lesionó durante la antepenúltima ronda del primer grande del curso de hace 11 años. Fue en pleno duelo ante David Ferrer cuando sufrió una rotura fibrilar en los isquiotibiales de la pierna izquierda. «Me he hecho rotura de fibras seguro», decía el de Manacor a su banco. Entonces fue su tío y entrenador Toni Nadal el que le invitaba a levantar el pie y dejar el partido. Pero la respuesta de Nadal dio la vuelta al mundo y ha vuelto a salir a la luz tras vivir una situación similar en los cuartos de final de Wimbledon once años después. «Toni, estoy en cuartos de final de Australia y no me retiro ni cagando», dijo el tenista dirigiéndose en mallorquín a su tío. En Australia hace 11 años no hubo milagro y cayó ante David Ferrer por 6-4, 6-2 y 6-3 tras dos horas y 32 minutos de encuentro.

La historia ha sido diferente en Wimbledon. Nadal está en semifinales, pero pendiente de decidir si juega. El propio tenista, que desoyó a los suyos para centrarse en sus propias sensaciones y resistirse a abandonar en pleno encuentro, reconocía tras el partido que no estaba en condiciones de confirmar su participación en la penúltima ronda del tercer grande del curso. Sus problemas en la zona abdominal dificultan mucho el saque y se antoja muy difícil jugar con garantías sobre hierba sin tener las mejores condiciones al servicio.