Imágenes del padre de Rafael Nadal, Sebastià, junto a su otra hija, Maribel Nadal, gesticulando para que su hijo dejara la pista durante el partido de cuartos de final de Wimbledon que le ha enfrentado a Taylor Fritz en el All England Club de Londres. | Simon Häring @_shaering

7

Una de las imágenes del partido de cuartos de final de Wimbledon entre Rafael Nadal y Taylor Fritz es la del padre del tenista mallorquín Sebastià, gesticulando para que su hijo dejara la pista cuando se hacían más que evidentes sus dolores en la zona abdominal. En el segundo set el ganador de 22 títulos de Grand Slam ha solicitado la asistencia médica para tratar de minimizar unos problemas físicos que le han acompañado desde sus primeros partidos en el All England Club y ha buscado respuesta en su box, donde su familia escenificaba el abandono como la medida más idónea. Al final ha vuelto a firmar otro ejercicio de épica y fe para meterse en las semifinales, pero con las incógnitas que deja

Noticias relacionadas

Después de haber cedido el primer parcial mermado físicamente, las dificultades han ido a más en la segunda manga. Nadal se ha sentado en la silla para ser observado por el fisio del torneo y ha mirado a los suyos. El mallorquín ha optado por marcharse a los vestuarios para ser explorado de forma más exhaustiva y para tratar de buscar una solución que le permitiera seguir en el encuentro. Mientras dudaba sobre su continuidad, desde la grada, su padre y su hermana le pedían que se retirara. Pero Nadal ha vuelto del vestuario con mejor cara y mejores sensaciones para acabar dándole la vuelta al marcador y sacando el billete para la penúltima ronda del tercer grande del curso.

No se rindió después de perder el segundo set y le dijo al doctor: «Voy a esperar un poco más». Confiaba en que había una rendija por la que colarse. Cuando se colocó 'break' arriba en el cuarto, la emoción en la central estaba a flor de piel. Completó una remontada espectacular para acabar celebrando el triunfo en un super tie break en el que ha dejado constancia de su capacidad para sacar su mejor versión en las situaciones límite.