El tenista, durante la rueda de prensa en su Academia. | Efe

0

Rafael Nadal se moderniza. La vanguardia tecnológica crea siempre nuevas oportunidades de mercado, y las figuras del deporte internacional están casi obligadas a realizar algunas tentativas en estos nuevos terrenos por explorar. Recién aterrizado en Mallorca tras convertirse en campeón del Abierto de Australia, Nadal ofreció una rueda de prensa en su academia, en Manacor. A su vez sus redes sociales comunicaban su entrada en el negocio de los tokens no fungibles (NFT).

De qué se trata esta nueva posibilidad. El mundo digital ha acuñado el término NFT para describir las compraventas de propiedad de artículos digitales únicos, que a través de la cadena de bloques o blockchain puede hacerse un seguimiento de quién los posee, para así garantizar su exclusividad. Algo así como el título de posesión de una obra de arte y la obra de arte en sí a la vez.

En este caso Nadal se suma a Autograpf, una plataforma que aglutina autógrafos limitados y productos de estrellas mundiales del deporte. «Gracias a la afición por el apoyo. Ahora quiero acercarles a todos mi juego y mi mundo, de una manera que nunca antes había hecho», publicaron las redes sociales del tenista, que ha recibido algunas respuestas críticas. Algunos no asumen que el mejor tenista de la historia decida aprovechar todos los canales para hacer aproximarse a los fans.