Novak y Carlos Gómez-Herrera sellaron la victoria por 5-7, 6-4 y 13-11.

0

Muchos torneos soñarían con tener un orden de juego como el que ayer exhibió en Mallorca Championships en su pista central. Nada menos que tres de los cinco mejores tenistas del planeta aparecieron sobre el verde de Santa Ponça, con fortuna dispar, pero con la actitud que requiere una cita que sirve de rodaje para Wimbledon. Un tercer Grand Slam del curso que acecha en el horizonte y para el que los dos primeros del ránking ATP, el serbio Novak Djokovic y el ruso Daniil Medvedev, han elegido Mallorca como pista de pruebas para ganar horas de entrenamiento y competición en hierba.

Al igual que el austríaco Dominic Thiem, que encendió las alarmas con su retirada. El número cinco del mundo abandonó en el primer set cuando ganaba 5-2 al francés Adrián Mannarino -que se medirá en cuartos a Feliciano López-. Tras golpear una bola sintió dolor y se quejó de su muñeca derecha. Tras ello, se retiró a su banco y fue atendido por un miembro del equipo médico.

El propio tenista comprobó que no podía seguir jugando y se lo comunicó a su oponente entre gestos de dolor, abandonando cabizbajo la pista central del Mallorca Country Club.
Todo lo contrario que el gran atractivo de la cita, el serbio Novak Djokovic. El número uno mundial compite en dobles, junto al español Carlos Gómez-Herrera, y tras un emocionante desempate en el tercer parcial, sellaron la victoria (5-7, 6-4 y 13-11) y el pase de ronda, citándose hoy con el español Marcel Granollers y el argentino Horacio Zeballos en un apasionante encuentro. Djokovic dejó claro que no vino a cumplir con el expediente y mostró compromiso en todo momento.

Solvencia

Quien tampoco falló en la central del Mallorca Country Club fue Daniil Medveded. Con un tenis sólido, el ruso y cabeza de serie número uno del torneo superó al francés Corentin Moutet en dos sets (6-4 y 6-2), para citarse en el cruce de cuartos de final con el noruego Casper Ruud, que a su vez apartó del cuadro final al estadounidense Tennys Sandgren (6-3 y 6-4), verdugo días atrás del mallorquín Jaume Munar en la primera ronda.

Por una plaza en cuartos también pelearán el francés Ugo Humbert y el estadounidense San Querrey, que apartaron de su camino al sergio Kecmanovic (4-6, 7-6 y 6-2) y al español Roberto Carballés (7-5, 6-4 y 6-7), respectivamente.

El cuadro de dobles también va cogiendo forma. Además del duelo que implica a Novak Djokovic, también avanzaron ronda el neozelandés Marcus Daniell y el austríaco Philipp Oswald, de la misma manera que el argentino Andrés Molteni y el italiano Andrea Vavassori.

Feliciano, 500 victorias ATP

Tras imponerse al ruso Khachanov para meterse en cuartos de final, el tenista toledano Feliciano López sumó en el Mallorca Championships su victoria número 500 en el circuito de la ATP. Un hito que la organización reconoció con un trofeo conmemorativo. López, de 39 años, ya es el séptimo jugador español en la historia que alcanza esta marca, y se une a Rafael Nadal (1027), David Ferrer (734), Manuel Orantes (722), Carlos Moyà (575), Fernando Verdasco (544) y Tommy Robredo (533).