Rafael Nadal se dispone a conectar un golpe durante su partido ante Popyrin en la primera ronda de Roland Garros. | GONZALO FUENTES

0

Rafael Nadal ha debutado con victoria en Roland Garros al superar a Alexei Popyrin (6-3, 6-2 y 7-6) en un estreno en el que ha demostrado que encara el desafío de reconquistar París con la maquinaria engrasada. El número tres de la clasificación mundial, que persigue su decimocuarto título sobre la arcilla gala y su vigesimoprimer trofeo de Grand Slam, se las verá el jueves en segunda ronda con Richard Gasquet, que ha superado a su compatriota Hugo Gaston (6-1, 6-4 y 6-2).

Tras un arranque igualado, Nadal ha puesto el primer set cuesta abajo a partir del octavo juego, cuando ha aprovechado la primera oportunidad de romperle el servicio a su rival para colocarse con 5-3 y saque. El mallorquín no ha dejado escapar la oportunidad de anotarse el primer parcial y con su segundo punto de set se ha puesto por delante (6-3).

Popyrin ha acusado el golpe y le han sobrevenido las primeras dudas. El trece veces campeón de la Copa de los Mosqueteros, como de costumbre, ha interpretado bien la situación y ha elevado la presión sobre el australiano sumando dos nuevos quiebres y consolidándolos para poner tierra de por medio en el marcador.

El 4-0 favorable al balear ha sido demasiado para el número 63 de la clasificación mundial, que ya no ha tenido opción de amenazar la superioridad del defensor de la corona, que se ha embolsado el segundo set con un claro 6-2.

Lejos de entregar las armas Popyrin ha recuperado su mejor versión y ha visto la puerta entreabierta en el juego del balear para colarse por ella reactivando sus opciones. El break en el sexto juego le ha colocado en buena disposición para alargar el encuentro, pero Nadal ha sobrevivido a dos bolas de set en contra para romperle el saque y llevar el duelo al tie break. A la hora de la verdad la jerarquía del mallorquín ha marcado las diferencias y se ha apuntado la victoria.