Rafa Nadal y su novia, Maria Francisca Perelló. | Manuel Bruque

13

Rafael Nadal y Maria Francisca Perelló disfrutan de unos placenteros días en las Bahamas, en lo que se podría considerar una luna de miel anticipada. La pareja ha viajado acompañada por Tomeu Salvà, íntimo amigo del tenista, y su novia, además de cuatro amigos más. La pareja se encuentran ya en la recta final de su noviazgo; faltan pocas semanas para que contraigan matrimonio en La Fortaleza de Pollença el próximo 19 de octubre, como ya adelantó Ultima Hora.

La ceremonia de la boda de Rafa Nadal y Xisca Perelló será oficiada por Tomeu Català, presidente de Projecte Home y párroco de Puigpunyent; el cátering correrá a cargo de Maca de Castro.

Estos días de relax permite a Nadal volver con comodidad a las pistas en el Masters 1.000 de París-Bercy, que se celebra entre el 28 de octubre y el 3 de noviembre.

En la capital francesa buscaría el rodaje necesario para encarar en las mejores condiciones su gran objetivo, las Finales ATP, que reunirán a los ocho mejores jugadores del año en el O2 Arena de Londres del 10 al 17 de noviembre.

Después de la cita de maestros en tierras inglesas, el tenista mallorquín prevé cerrar el curso 2019 disputando la nueva Copa Davis, que se jugará en la Caja Mágica de Madrid entre el 18 y el 24 de noviembre.