Arango -en la imagen- y Cléber le dieron al Mallorca el último triunfo ante el Barça en Son Moix en 2009. | T. MONSERRAT

La visita de un grande tiene en cierta medida un componente festivo, pero el Barcelona es uno de esos invitados desagradables que se dedica a pinchar los globos y fastidiar cualquier intento de celebración de los anfitriones. El Mallorca lo ha sufrido especialmente en casa y a lo largo del siglo XXI en el que el visitante azulgrana sólo ha hincado la rodilla una vez y enlaza seis golpes consecutivos.     

El 17 de mayo de 2009 fue la última vez que la parroquia bermellona festejó en Son Moix una victoria sobre el Barça. Aquel duelo de la jornada 36 de la temporada 2008-09 se produjo con los culés celebrando el título de liga por adelantado. La derrota del Real Madrid en El Madrigal permitió a los de Pep Guardiola presentarse en Palma con el campeonato asegurado y pendientes de dosificar esfuerzos de cara a la final de la Liga de Campeones frente al Manchester United. Auque Samuel Etoo abrió el marcador cuando apenas se habían disputado nueve minutos, los tantos del malogrado Cléber Santana y Juan Arango le dieron el triunfo (2-1) al equipo dirigido por Gregorio Manzano. Desde entonces las últimas seis visitas del Barcelona a Ciutat se han saldado con un 2 en la quiniela. Un tanto de Luuk de Jong le dio los tres puntos a un Barça de circunstancias el pasado ejercicio para prolongar una racha que incluye resultados contundentes como el 0-4 de la 2019-20 o el 0-3 de la 2010-11.

Balance

La trayectoria reciente tiñe de azulgrana los duelos en la Isla, pero anteriormente el Mallorca había sido un gran dolor de cabeza para el Barça. Y es que el pasado siglo el cuadro barcelonista se impuso en sólo cinco visitas y perdió en 12, mientras que en lo que llevamos del XXIlos culés han sumado una docena de triunfos, dos empates y una única derrota. En total los bermellones y los azulgranas se han enfrentado en Ciutat en 34 ocasiones con 13 triunfos locales, cuatro empates y 17 victorias visitantes.     

Hablando de visitantes desagradables, en comparación, al Mallorca le ha ido mejor recibir al Barcelona que al Real Madrid, que en sus 34 visitas a la capital balear ha cosechado 16 triunfos, ocho empates y diez derrotas, entre las que también se encuentran algunas muy sonadas. Tanto el Lluís Sitjar como Son Moix han albergado enfrentamientos entre ambos contendientes en cuatro competiciones distintas y la estadística arroja un dato curioso, ya que el Mallorca nunca perdió con el Barça en partidos que no fueran de liga.

Competiciones

Un triunfo y un empate en partidos de la Copa del Rey, una victoria en la Copa de la Liga que se disputó el curso 1983-84 y el triunfo en la ida de la final de la Supercopa (2-1) de la campaña 1998-99 refuerzan este apartado en el que también cabe recordar la sorpresa que supuso el 5-0 que encajó el Dream Team en el Trofeu Ciutat de Palma de 1992.

Los dos técnicos debutarán en un Mallorca-Barcelona, ya que Javier Aguirre asumió el mando del equipo el tramo final del pasado curso y Xavi Hernández aún no dirigía la nave azulgrana en la primera vuelta del campeonato. El primer y único enfrentamiento entre ambos hasta la fecha se produjo en el Camp Nou y se lo llevó el de Terrassa, que no estuvo sobre el césped en la última victoria del Mallorca en casa ante el Barça. Tampoco jugó aquel 17 de mayo de 2009 Sergio Busquets, que será el único superviviente de aquel duelo que se mantiene en las plantillas que el sábado medirán sus fuerzas en el séptimo episodio del campeonato liguero.