El público de Son Moix, de espaldas al terreno de juego durante el Mallorca-Almería. | Miquel Àngel Borràs

LaLiga incluyó en su escrito de denuncias sobre incidentes violentos en los partidos de la jornada sexta el incidente del final del Mallorca-Almería, cuando aficionados locales lanzaron gorras y botellines de plástico al terreno de juego a la conclusión del mismo y los jugadores se dirigieron al público para que dejara de hacerlo. A su vez, recoge también los insultos dirigidos a la selección española por parte de aficionados del Osasuna en el encuentro ante el Getafe, disputado el pasado día 18.

Según LaLiga, unos 600 seguidores locales entonaron los cánticos «Puta España y Puta selección» y «españoles hijos de puta» en los primeros minutos del partido y al final del mismo, hecho por el que «el resto de los aficionados presentes en el estadio mostraron su desaprobación con abucheos y silbidos». Los insultos dirigidos a un jugador del Getafe y al árbitro del encuentro figuran también en las denuncias remitidas por LaLiga al Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y a la Comisión Antiviolencia.

El lanzamiento de una botella de plástico vacía durante el Zaragoza-Sporting, que hizo que el árbitro no reanudara el partido hasta que se emitiese por megafonía un mensaje pidiendo a los aficionados que se abstuviesen de dicho comportamiento, y los insultos al árbitro y un jugador visitante del Albacete-Ponferradina también fueron reproducidos en la denuncia de LaLiga.

Además del escrito al Comité de Competición y a la Comisión Antiviolencia, LaLiga pone a disposición de los aficionados que acudan a los partidos un buzón de correo electrónico -viveelfutbol@laliga.es- para que envíen sus denuncias o sugerencias para contribuir a la lucha contra la violencia en los estadios.