Pablo Ortells.

6

La dirección deportiva del Mallorca quiere aprovechar las últimas semanas del mercado para asaltar su penúltimo reto. El equipo de trabajo de Pablo Ortells peina el atlas futbolístico en busca de un cierre para la línea defensiva de Javier Aguirre. Y no uno cualquiera. La idea es encontrar un futbolista polivalente que pueda actuar tanto en la posición de central como en la de carrilero, preferiblemente por el costado izquierdo.

Sin tener las necesidades de otras partes del campo, la defensa del Mallorca sí que precisa de algún retoque extra y, sobre todo, de más profundidad. El esquema de juego que ha implantado Aguirre, con tres centrales y dos carrileros, obliga al equipo a disponer de recambios en el eje. Actualmente el entrenador mexicano dispone de los que parecen que van a ser los tres titulares en ese puesto, Raíllo, Valjent y Copete, además de Franco Russo. A partir de ahí, cualquier otro refuerzo en la zona debe proceder de la cantera —Josep Gayà o Frau— o de la reconversión de algún centrocampista de carácter más destructor, como Baba o Battaglia.

De momento, el muro de contención ha sido la parte del campo que mejor ha funcionado durante el rodaje veraniego. El equipo parece haber ganado en solidez una vez interiorizado el manual de estilo de Aguirre y en los amistosos de pretemporada el Mallorca solo ha recibido un gol, que además llegó desde el punto de penalti. Sin embargo, a partir de este lunes el nivel de exigencia se disparará y es ahí donde podrían empezar a revelarse las primeras grietas importantes.

El objetivo de la dirección de Fútbol que encabeza Pablo Ortells es acorazar la zaga con otro central, a ser posible experimentado y con capacidad para jugar como carrilero sobre el perfil zurdo. Un jugador de características similares, por ejemplo, a las de Brian Oliván, incorporado en este mercado alEspanyol como agente libre. El catalán, que fue fichado en su día para taponar el lateral, acabó la temporada anterior como una de las tres torres que protegían la puerta.

El deseo de que ese posible futbolista que cierre la cremallera de la defensa se mueva bien por la izquierda responde a otra de las carencias actuales. Si la orilla derecha parece cubierta con Pablo Maffeo y Gio González, en el carril opuesto la cosa cambia por completo. Jaume Costa encajó como un guante en el vestuario y ofrece un nivel más que óptimo tanto en ataque como en defensa. Sin embargo, la temporada pasada ya se perdió un número importante de partidos y el escalón con su sustituto, Braian Cufré, es notable. Fichado enSegunda como una gran apuesta, el argentino ha recorrido un camino inverso al de Jaume Costa y nunca ha encontrado su sitio en el Mallorca, donde en su primera campaña ya fue adelantado por Brian Oliván. Ahora regresa tras un curso de cesión en las filas del Málaga, aunque allí tampoco estalló del todo. Jugó 25 partidos, solo 14 de ellos como titular.

Ángel Rodríguez

Mientras tanto, Ángel Rodríguez sigue sin dejar atrás del todo las molestias que le impidieron participar en el último amistoso de la pretemporada contra el Ibiza en Can Misses. De esta forma, el delantero canario continúa siendo duda para el partido del lunes en Bilbao y si se confirma su baja las únicas posibilidades de las que dispondría Javier Aguirre en ataque son las de Muriqi y Abdón Prats. En ese escenario, la opción de situar a Kang In Lee a la espalda del kosovar ganaría muchos enteros.