23

Ver al Mallorca otro año en Primera División ya tiene precio. El club bermellón ha lanzado este lunes su campaña de abonados para la temporada 2022-23, la segunda consecutiva del equipo en Primera División, que este año además coincidirá con la primera fase de la reforma del estadio de Son Moix, iniciada tras el último partido del curso anterior y que ha sufrido un aumento importante de precios con respecto al ejercicio anterior.

Noticias relacionadas

Los precios para seguir durante todo el curso en casa al equipo de Javier Aguirre (en el carnet se incluyen los 19 duelos del campeonato de Liga, los de Copa del Rey que se disputen en Palma y los de las categorías inferiores que se celebren en Son Bibiloni) oscilan entre los 180 y los 535 euros para las renovaciones y los 275 y 855 para las nuevas altas. El plazo de renovación arranca hoy, 27 de junio, y finaliza el 24 de julio.

La campaña de este año trae la novedad del estreno de la Tribuna Este del estadio (en la antigua Grada Sol), que reunirá a unas diez mil personas una vez eliminada la pista de atletismo que rodea al terreno de juego del estadio y que se abrirá en el primer partido en casa contra el Betis, durante el fin de semana del 22 de agosto. Según informa el propio Mallorca, la Grada Este contará con el doble de tornos de acceso (se pasa de 12 a 24) y habrá una amplia y renovada zona para comer y beber (también se ampliarán las opciones gastronómicas) antes de acceder a la grada, ya sea en la previa del encuentro como en el descanso. Además esta temporada se procederá a la instalación de una cubierta en la Tribuna Este, que quedará situada a unos 7,5 metros del césped. Otro aspecto destacado será el cambio de ubicación de la grada Lluís Sitjar, que se colocará en el fondo sur de Son Moix