Pablo Maffeo, junto a Darko Brasanac, centrocampista de Osasuna, durante el último partido de Liga del pasado domingo en El Sadar. | Carlos Gil-Roig

5

Pablo Maffeo, que ha completado una excelente temporada en el Mallorca cedido por el Stuttgart, será propiedad del conjunto balear una vez asegurada la permanencia en Primera División. Así lo pactaron ambos clubes el pasado verano, al incluir en el acuerdo una opción de compra obligatoria por valor de 3.5 millones de euros en el caso de que los bermellones acabaran salvando la categoría. Sin embargo, todavía no está claro que el lateral de Sant Joan Despí vaya a seguir vistiendo de rojo la temporada que viene. Su gran rendimiento durante toda la campaña ha llamado la atención de otros equipos y uno de los que más interés ha mostrado hasta el momento es el Atlético de Madrid, que necesita reforzar el flanco derecho de su defensa y podría aprovechar el puente de Son Moix para ponerlo al servicio del Cholo Simeone en una operación económicamente atractiva para la SAD insular.

Maffeo es uno de las piezas más valiosas que hay ahora mismo en el escaparate del Mallorca. Ha disputado como titular 35 de los 38 partidos de Liga y ha sido un futbolista imprescindible, primero para Luis García Plaza y después para Javier Aguirre, que ya lo conocía de su etapa en la cantera del Espanyol. El jugador catalán, de solo 24 años, fue el único futbolista ovacionado en Son Moix tras el 2-6 del Granada y no solo ha funcionado en defensa, sino que ha sido clave en ataque marcando un gol decisivo (empató en el último momento el partido en casa contra el Elche), dando cinco asistencias y participando en otros muchos de los tantos que ha conseguido el equipo isleño. El último de ellos, el pasado domingo en El Sadar, donde inició la acción que desembocó en la diana inicial de Ángel Rodríguez. Una serie de cualidades que no han pasado desapercibidas para el resto de la Liga y que incluso han situado al jugador en la órbita de la selección española.

Noticias relacionadas

En el caso del Atlético de Madrid, ha estado en todo momento muy pendiente del final de Liga del Mallorca porque era clave para el futuro del jugador, al que todavía le restaba un año de contrato en Alemania. El conjunto colchonero ya intentó reforzar el lateral derecho durante el último mercado de invierno incorporando al valencianista Daniel Wass, pero no ha terminado de convencer a Simeone. El argentino, en cambio, sí observa en Maffeo la solución a muchos de los problemas que ha padecido su equipo en los últimos meses.

Si finalmente el Atlético decide lanzarse a por el fichaje este mismo verano tendrá que negociar con el Mallorca y en el entorno rojiblanco se especula con que podría llegar a poner sobre la mesa siete millones de euros, el doble de lo que abonarán los baleares al Stuttgart por su pase. Otros de los nombres que se han vinculado al cuadro colchonero son los de Pedro Porro (Sporting Portugal) o Giovanni Di Lorenzo (Nápoles), aunque en principio se trata de opciones más caras. El Sevilla, que también lleva años siguiendo la evolución del lateral mallorquinista, está igualmente atento a posibles movimientos.