Imagen de Muriqi celebrando un gol. | M. À. Cañellas

19

Fichar a Muriqi es el primer objetivo. El internacional kosovar quiere quedarse, Javier Aguirre quiere que se quede y el Real Mallorca ya ha activado toda la maquinaria para intentar satisfacer la petición del entrenador mexicano y el deseo del delantero, que recaló en la Isla en el mercado de invierno y se ha convertido en el máximo goleador del equipo empatado con Salva Sevilla (5 goles) y en una pieza clave para la salvación.

«Esta mañana hemos tenido la primera charla con Vedat Muriqi y yo cuento con él», afirmó el técnico del Mallorca en el programa El Tercer Tiempo. El club balear negociará con la Lazio, el equipo propietario de sus derechos, para intentar abaratar la opción de compra cifrada en unos 12 millones de euros. La ascendencia de Muriqi en el equipo ha sido enorme y no solo por sus cinco goles y tres asistencias, sino por el gen competitivo que ha contagiado a sus propios compañeros y a la hinchada.

El futbolista se ha integrado desde el primer día y ha festejado la salvación como un mallorquinista más. Después de una etapa en la Serie A sin demasiadas oportunidades, Muriqi ha encontrado la horma de su zapato en el Mallorca. El internacional ya ha manifestado que quiere quedarse y Aguirre que cuenta con él. Todo queda en manos de la Lazio.