Imagen del entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, durante el partido ante el Athletic Club de Bilbado disputado en San Mamés. | Efe

0

El entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, ha manifestado su intención de ir a por todas contra el Mallorca para «ganar y terminar novenos» y así volver a la senda del triunfo seis jornadas después. Arrasate ha asegurado en rueda de prensa que cuentan con «alicientes suficientes» para tomar el partido con seriedad más allá de haber logrado la permanencia hace varias semanas.

«No consideramos que seamos jueces del descenso. Aquí se han vivido situaciones parecidas y hay que ser comprensible con todos los equipos. Hemos tenido la suerte de que ahora estamos en otra situación y hay que darle valor», ha comentado el míster antes del choque frente al Mallorca, un rival que buscará en Pamplona su salvación, que pasa por ganar o conseguir el mismo resultado que logre el Cádiz en su visita al Alavés. Sobre los bermellones, Arrasate no espera un Mallorca «que salga desde el primer minuto a exponerse». Ha destacado el fuerte nivel defensivo de los baleares y ha pedido paciencia para poder atacarles bien y así hacerles daño.

Sobre el último choque del capitán Oier con la camiseta rojilla, Arrasate ha indicado que es un «plus más» para que él pueda recordar «mejor si cabe» su último partido. «Esperamos que sea un día inolvidable para Oier, Íñigo Pérez y Ramalho», ha añadido sobre las despedidas. También ha sido claro al asegurar que «no concibo mi trayectoria sin Íñigo Pérez. Ha sido muy importante para mí. Son siete años con él y lo único que yo he hecho es darle un espacio y su productividad ha sido increíble. Me consta que tiene posibilidades de seguir jugando y de entrenar y, ahora, es momento de dejarle en paz y que decida», ha explicado sobre la relación que guarda con el centrocampista con el que coincidió en su etapa en Soria.