Dani Rodríguez, durante un lance del Cádiz-Real Mallorca, que terminó 1-1. | Efe

3

Quizás sea cuestión de caracteres, pero lo cierto es que el Cádiz y el Real Mallorca, los dos equipos que lucharán mañana por mantener la categoría, con el Granada como convidado casi de piedra, están enfocando sus encuentros de una manera diametralmente opuesta. Mientras que el conjunto bermellón apenas ha hecho ruido salvo por la movilización de casi 500 socios que arroparán al equipo en Pamplona, el club andaluz lleva unos días intentando calentar el entorno para encontrar el ambiente más favorable en Mendizorroza.

De hecho, el Alavés, ante la posibilidad de que hubiera un desembarco masivo de aficionados gaditanos en Vitoria, puso a la venta las entradas a precios prohibitivos. El conjunto babazorro    ya está descendido, pero no quiere que nadie le pueda decir que ha hecho dejadez de funciones y por ello está poniendo todos los medios a su    alcance para dificultar el color amarillo en sus gradas. Antes esta situación y dado que e Cádiz es un equipo de los denominados ‘simpáticos’, en las redes sus aficionados han hecho un llamamiento para que los aficionados que acudan al estadio lo hagan vestido con su color.

La acción más polémica para calentar el ambiente ha sido un vídeo en el que LiamRobinson, hijo de Michael Robinson, exjugador de Osasuna y que fuera consejero del    Cádiz C.F., anima en un vídeo a los jugadores de Osasuna a ganar al Real Mallorca. Todas estas iniciativas no servirán de nada si los pupilos de Sergio González no ganan en Vitoria.Si pierden, serán de forma automática equipo de la LigaAdelante y de nada habrán servido estas triquiñuelas prepartido. La última de ellas tuvo lugar ayer en Pamplona donde un aficionado cadista colgó una pancarta en la que se leía: El domingo a ganar, que luego veraneáis en Chiclana, mamones.

Sin presión

Por lo que respecta al rival del Real Mallorca, Osasuna afronta el encuentro con la tranquilidad de no jugarse nada, salvo quedar en una novena posición que supondrá rozar el sobresaliente.
La nota emotiva del encuentro la pondrá Oier Sanjurjo, que se despedirá de forma oficial del club, aunque el pasado jueves ya recibió un homenaje en el estadio. Desde la capital navarra aseguran que Osasuna saldrá al campo a hacer su partido. «Será un encuentro con muchos nervios y en estas circunstancias es imposible aventurarse qué pasará», señalaba Patxi Puñal, el jugador ‘rojillo’ con más encuentros, 513.

Se da la circunstancia que desde    la temporada 2008/2009, Osasuna no es capaz de ganar en su casa alReal Mallorca en Primera División. En el encuentro de ida, los discípulos de Jagoba Arrasate se hicieron con la victoria por 2-3. El árbitro del encuentro será César Soto Grado, del colegio riojano, y estará asesorado en elVAR por Estrada Fernández, del colegio catalán. En esta temporada, Soto Grado ha pitado en dos encuentros deLaLiga al Real Mallorca con un balance de una victoria (2-1 contra el Alavés) y una derrota (2-1 contra el Betis).

El apunte

«Confío en la honradez de Osasuna»

El entrenador del Cádiz, Sergio González, manifestó este viernes que confía «en la honradez del Osasuna y del Espanyol», contrincantes respectivos del Mallorca y el Granada, los dos adversarios de los gaditanos mañana en la lucha por evitar el descenso. González indicó en rueda de prensa celebrada en Cádiz que espera que el Alavés, rival el domingo en el estadio Mendizorroza y ya descendido matemáticamente, sea un equipo «fuerte que querrá sumar un triunfo en su casa y dejar una buena sensación» en la última jornada del campeonato