Raíllo, en uno de los campos de Son Bibiloni. El central podría volver a una convocatoria la semana que viene. | RCDM

3

Antonio José Raíllo Arenas (Córdoba, 1991) está listo para volver al ruedo. Si todo sigue su curso, el defensa andaluz, uno de los pilares de la plantilla del Mallorca y el futbolista que más tiempo lleva bajo el techo del vestuario, se reincorporará al grupo en los próximos días después de cinco meses de ausencia por una lesión de tobillo que le obligó a pasar por el quirófano para ser intervenido quirúrgicamente y solventar el problema. Con el mercado entrando en la recta de meta y los movimientos del club paralizados —el único refuerzo hasta el momento es el del guardameta Sergio Rico, cedido por el PSG— la vuelta del central será prácticamente otro fichaje de cara a una segunda vuelta en la que apenas habrá escapatorias.

«Las sensaciones son positivas. Después de tanto tiempo parado y de la recuperación, ahora estoy contento y feliz y con sensaciones muy positivas», reconoce Raíllo a través de los medios del club mientras se acerca a la meta. Superada la fase más dura de la lesión y su intervención en Barcelona, el capitán bermellón lleva casi dos meses trabajando en solitario en Son Bibiloni para volver a incrustarse en el grupo y ponerse cuanto antes al servicio del Mallorca en la travesía hacia la permanencia.

Plazos

«Por mí volvería ya», admite Raíllo, que tiene marcados en rojo los dos partidos de la semana que viene —el día 2, en Copa, contra el Rayo, y el día 5 en Liga, frente al Cádiz— como los de su posible vuelta a la convocatoria. «Cualquier partido es bonito para volver», añade en esa misma dirección. «Después de tanto tiempo, me pones a jugar un partido amistoso y sería igual de feliz. Por ganas ya volvería, pero la decisión depende de los servicios médicos y del preparador físico. La idea es que a finales de esta semana o principios de la que viene ya empiece a trabajar con el grupo».

La vuelta de Raíllo, una vez que recupere su nivel habitual, debería permitir a Luis García Plaza equilibrar una defensa que sin el cordobés y con la ristra de bajas de los últimos meses ha estado en constante movimiento. En 21 partidos de Liga el Mallorca solo ha dejado en seis ocasiones su portería a cero y es el quinto equipo más goleado del campeonato (33), a la misma altura que el Granada y solo por delante de Levante, Valencia, Cádiz y Alavés. «Vengo a aportar ilusión», comenta Raíllo. «Ahora que vuelvo vengo a aportar esa ilusión, la que se tiene como un niño pequeño que está haciendo lo que le gusta. Esa ilusión se puede contagiar en el grupo», insiste el central.

Momentos duros

Con su salida del túnel, Raíllo espera poner fin a casi medio año de poco fútbol y mucho sufrimiento. La pesadilla para el futbolista empezó coincidiendo con el final de la pretemporada, en la Bretaña francesa, durante un amistoso contra el Brest en el que el Mallorca alargaba su pleno de victorias veraniegas. Se tuvo que retirar pronto del campo para dejarle su sitio a Russo, que ha cubierto su baja todos estos meses, e iniciar un calvario que ahora se aproxima a su fin. Porque aunque dos semanas después fue titular en el primer partido de Liga contra el Betis, el problema seguía estando ahí. El edema óseo que arrastraba en el tobillo izquierdo no daba tregua y llevó al jugador a probar diferentes alternativas y a consultar con médicos externos al club. Portó durante semanas una bota inmovilizadora y se sometió a un tratamiento conservador antes de tomar la decisión de pasar por el quirófano.

«Tras la operación y el mes de reposo, cuando empecé poco a poco a trabajar en la piscina y en rehabilitación, ahí mi objetivo estaba claro. Cuando te marcas una meta todo es más fácil. Ya estoy cerca de volver», destaca el futbolista, que desde que recaló en el club en 2016 apenas se había alejado del terreno de juego. Básico para la mayoría de entrenadores que han pasado por Son Moix desde entonces, el cordobés solo se había apartado del once al final de la temporada del descenso a Segunda B, cuando Sergi Barjuan apostó por otros jugadores, como Julio Pleguezuelo, para intentar echar el candado. Este curso ya se ha perdido veinte partidos de Liga y cuatro de Copa, pero aún tiene tiempo para devolver al Mallorca a la superficie.

El apunte

Partido el día de San Valentín

El día de San Valentín el Mallorca tiene programada una cita con el Athletic. LaLiga ha confirmado los horarios de la 24ª jornada del campeonato en Primera División y los de Luis García Plaza se enfrentarán en Son Moix al conjunto vizcaíno el próximo lunes 14 de febrero a las 21.00, en un encuentro que será emitido por GOL. La temporada pasada el cuadro balear ya se enfrentó al Espanyol en esa misma fecha, en un partido que se jugó a puerta cerrada y que supuso el regreso a Palma, por primera vez, de Vicente Moreno. Conocida la fecha de la siguiente jornada, al Mallorca solo le quedará por situar en el calendario el partido que tiene pendiente contra la Real Sociedad en Son Moix, que debería haberse jugado la semana pasada. De momento, no se ha concretado cuándo se disputará un choque que puede ser clave para la batalla por Europa y la salvación.