El entrenador del Mallorca, Luis García Plaza. | Archivo UH

2

El entrenador del Real Mallorca, Luis García Plaza, ha analizado este viernes desde la sala de prensa del estadio de Son Moix el próximo partido contra el Getafe (sábado, 18.30 horas), en el que espera que su equipo reaccione tras la dura derrota del pasado del lunes contra el Rayo y se reencuentre con la victoria después de seis jornadas sin hacerlo. De cara al encuentro frente al conjunto madrileño, el técnico va a recuperar a Iddrisu Baba y a Take Kubo, aunque intentará reservar al máximo al futbolista japonés. Sin embargo, seguirá sin poder contar con Salva Sevilla, al que prefiere no forzar, y pierde además a Amath Ndiaye, con un infección en un dedo.

Luis García, que volverá a sentarse en el banquillo de Son Moix después de dos partidos de sanción, confía en que el Mallorca recupere su mejor versión contra el Getafe y que la derrota de Vallecas quede en «una anécdota» más de la temporada. «Tuvimos la sensación de que no fuimos nosotros, de que el equipo no salió. Y los jugadores se dieron cuenta», reconocía el técnico. «Este grupo nos ha dado muchísimas alegrías y ha ido al cien por cien cada partido. Espero que fuera un mal encuentro y que el equipo vuelva a ser competitivo, no tengo ninguna duda. Es un partido importante y no por clasificación. Hay que valorar que en puntuación estamos bien, pero esas sensaciones del otro día no podemos volver a tenerlas. Se vio desde el principio que el Rayo nos iba a ganar y eso no nos había pasado».

Noticias relacionadas

El preparador bermellón ya vuelve a disponer en el grupo de Take Kubo, al que una lesión de rodilla lo ha tenido en blanco desde la visita al Santiago Bernabéu. En cualquier caso, es probable que tampoco recurre a él frente al Getafe. «Mi idea es no utilizarlo si no hace falta», explica. Lo que no esperaba Luis García era perder a Amath a un día de recibir la visita del Getafe. «Ha recaído de lo que tuvo a principio de temporada», relataba. «Tiene un infección en el dedo, que se le inflamaba un poco y lo han llevado al hospital para drenarlo. Le han tenido que abrir un poquito porque tenía bastante pus y estará de baja lo que tarde en cerrar esa herida».

Luis García volverá a enfrentarse al Getafe, un club al que dirigió tres temporadas y de cuya plantilla actual ha destacado el físico. El técnico, que valora muy positivamente a los azulones pese a su mala situación en la tabla, cree que el duelo será «muy importante para los dos equipos», aunque se niega a calificarlo de final. El madrileño, que a su vez ha definido a la afición del Mallorca como «la más inteligente» que conoce, está convencido de que el cuadro bermellón recuperará la sonrisa este fin de semana.