Panorámica aérea del estadio de Son Moix, en el Camí dels Reis. | A.S.

El nuevo Son Moix ya tiene fecha. El Real Mallorca proyecta para 2024 un estadio totalmente remodelado y sin pistas de atletismo. La idea no es nueva, aunque en esta ocasión la propiedad norteamericana parece que va en serio. La intención es presentar un proyecto en Cort en los próximos quince días y a partir de ese momento ponerse manos a la obra. El club balear correría con todos los gastos de la reforma y el objetivo es iniciar las obras a la finalización de la presente temporada. Se haría por etapas y la meta es finalizar el proceso de remodelación de Son Moix en 2024.

La eliminación de las pistas de atletismo es una vieja reclamación de la afición mallorquinista. Varios han sido los proyectos de todo tipo que se han puesto sobre la mesa, aunque ninguno de ellos ha fructificado. En la actualidad, las conversaciones con el Ajuntament de Palma —el estadio es municipal— son constantes y marchan por buen camino. El nuevo convenio económico que ha firmado LaLiga repercutirá en las arcas mallorquinistas con una cifra cercana a los 30 millones de euros, de los cuales un 70% debe ir destinado a mejorar las infraestructuras y a potenciar la marca. En el horizonte también figuran los 3 millones de euros que el Mallorca podría recibir por vender las acciones del Lluís Sitjar a Cort.

El propio Alfonso Díaz, CEO de negocio de la SAD balear, detalló en una entrevista con este periódico las bases del futuro Son Moix. «Queremos un estadio seguro, en el que la experiencia del aficionado sea positiva, con asientos nuevos y en condiciones y acercar al seguidor al terreno de juego para que sea un estadio de fútbol de verdad», comentó el ejecutivo. Los gestores de la entidad, eso sí, tienen claro que no volverán a hipotecar el futuro en la remodelación. Por ejemplo, en el caso de la Real Sociedad con el Reale Arena, la metamorfosis ha sido enorme. Prácticamente casi un recinto nuevo. Algo similar a lo que ha ocurrido con El Sadar o el Ciutat de València. «Nuestra intención es acercar las gradas al terreno de juego pero conservando la estructura inicial del estadio. Queremos que este club siga avanzando otros 100 años más y no podemos entrar en unos proyectos que obliguen a pasar por dificultades económicas como sí ha sucedido en tiempos pasados». En las próximos semanas se podrán conocer más detalles acerca de Son Moix 2024. La idea de la entidad mallorquinista es contar con un estadio de fútbol y con las gradas cerca del terreno de juego.