El delantero costamarfileño del Mallorca, Lago Junior conduce el balón ante el defensa brasileño del Real Madrid, Militao. | JUANJO MARTÍN

1

Luis García Plaza experimentó con un once revolucionario, plagado de suplentes y debutantes, ante el líder y el Real Madrid le destrozó.

El desbarajuste táctico del entrenador del Mallorca, que el propio técnico reconoció en su comparecencia tras el duelo, desembocó en la tercera derrota más abultada en la historia del equipo balear en Primera División.

El 6-1 encajado anteayer en el Santiago Bernabéu solo es superado por aquel 7-0 sufrido en el Vicente Calderón en el curso 1987-88 y el 7-1 de Atocha ante la Real Sociedad la campaña anterior.

Siete cambios en el equipo

Luis García Plaza removió el árbol y cambió casi al completo el equipo titular que había alineado ante el Villarreal el pasado domingo. La política    de las rotaciones afectó a siete de los once jugadores y solo cuatro de ellos (Manolo Reina, Martin Valjent, Brian Oliván y Take Kubo) repitieron en la pizarra del preparador madrileño. Cuando en las vísperas se le preguntó por la importancia del duelo ante el inminente compromiso frente a Osasuna del próximo domingo, LGPindicó que el partido más importante era el inmediato: el del Real Madrid. Pero la alineación, cargada de suplentes, parecía decir lo contrario.

De Tercera al Bernabéu

Noticias relacionadas

Sin experiencia en el fútbol profesional, en el Santiago Bernabéu ante un Real Madrid lanzado, con Karim Benzema y Vinicius -los dos mejores goleadores del campeonato- y un Marco Asensio con ganas de reivindicarse enfrente. Con este decorado se estrenó en Primera División el central Josep Gayà (21 años) que además tuvo el infortunio de resbalar a los dos minutos y propiciar el gol de Benzema que hacía saltar por los aires el guión entregado por Luis García Plaza para afrontar el encuentro. Desde ese error, el Mallorca ya se vio obligado a remar contracorriente. Es cierto que la plaga de bajas se ha cebado con la línea defensiva y que LGPapenas tenía opciones -quizás Jaume Costa como lateral y Oliván de central- pero exponer al manacorí a una plaza de tanta exigencia, quizás pudo afectar al desenlace del encuentro.

Debilidad en la sala de máquinas

Sin Iddrisu Baba -que entró en el arranque del segundo tiempo por la lesión de Kubo- ni Salva Sevilla, el centro del campo el Real Mallorca fue una autopista para la circulación fluida de los rivales, en especial de Marco Asensio, que se movió como quiso por esa zona de tres cuartos ante la impotencia de Bataglia y de Febas. Aunque ninguno de los pivotes desentonó en el pase, les faltó la contundencia de Baba y la experiencia de Salva Sevilla para cortocircuitar a su enemigo.

Los apuntes positivos

A pesar del desastre colectivo del Mallorca, algunos aspectos sí que se pueden extraer del duelo. Por ejemplo, el coreano Kang In Lee, que marcó el único tanto del equipo balear, demostró personalidad para liderar el juego ofensivo del conjunto. Incrustado por detrás de Hoppe, Kang fabricó algunas de las mejores acciones de la noche.

También Lago Junior, que se estrenaba como titular en la presente temporada, cuajó una gran actuación, con desborde, actitud y llegadas y un compromiso encomiable a pesar de los elementos, todos en contra, de la noche más aciaga del Mallorca de Luis García Plaza.

Punto de vista

En Anoeta, el sábado día 16

LaLiga anunció este jueves los horarios de la jornada 9 de LaLiga Santander, que comenzará el sábado 16 de octubre con el Real Sociedad-Mallorca (21.00 horas) al tiempo que comunicó una nueva solicitud de aplazamiento de dos partidos. La patronal solicita el aplazamiento de otros dos partidos (Real Madrid-Athletic y Granada-Atlético) que no se fijan horario ni fecha y se comunicará en su debido momento.