Lance del Trofeu de s'Agricultura disputado el año 2018. | Miquel Àngel Borràs

0

El nuevo Mallorca 2021-22 saldrá esta misma tarde del camerino. Tras dos semanas de trabajo y 49 días después de su última función, el conjunto de Luis García Plaza se tomará la tensión sobre el tapete y con un adversario delante. En este caso, el cuadro bermellón protagonizará frente al Poblense de Pep Barceló uno de los grandes clásicos del verano isleño en clave futbolística. El XLIX Trofeu de s’Agricultura servirá de presentación a un proyecto que en menos de un mes recorrerá la pasarela de la Primera División pero que en estos momentos está todavía a medio construir (Estado Municipal de sa Pobla, Fibwi Live TV, 20.00 horas).

El primer amistoso del verano siempre ocupa un hueco especial en el calendario. Seguramente el más esperado de una pretemporada que se irá calentando con el paso de las semanas y con los movimientos que se produzcan en torno a la plantilla. En principio, debería ser un choque rutinario y de baja intensidad, pero también un encuentro que servirá para calibrar el estado de las obras del vestuario y para que el entrenador, que ha iniciado la faena con un bloque muy similar al que manejó durante el curso anterior, obtenga el diagnóstico previo al inicio de la concentración en la que se embarcará a partir de la semana que viene en Benidorm. LGP empezará a llenar su libreta de notas y correcciones sobre las que ir trabajando posteriormente.

El Mallorca, que ya ha superado la cifra de doce mil abonados para el ejercicio que viene, mantiene el esqueleto con el que abordó el ascenso y que tiene que esculpir aún el gran bloque de jugadores con el que cuenta, apenas mostrará las nuevas cartas con las que afrontará el regreso a la máxima categoría. De momento, el equipo ha cerrado cinco incorporaciones que refuerzan tres líneas del campo. Entre ellos hay cuatro caras nuevas Dominik Greif (Slovan Bratislava), Pablo Maffeo (Stuttgart), Jaume Costa (Villarreal) y Ángel Rodríguez (Getafe), que se unen a Amath Ndiaye, ya en propiedad rojinegra después de una temporada de cesión. Hoy podrían tener sus primeros minutos vestidos de rojo. Exactamente igual que varios futbolistas que durante el curso formarán parte del filial, pero que tendrán la oportunidad de dejarse ver en los primeros bolos del verano, tal y como apuntó el propio Luis García en la rueda de prensa del pasado viernes.

Cambios

La guinda a la ristra de incorporaciones —faltan todavía otras por realizar— la podría poner el inglés Daniel Sturridge, que esta semana iniciaba una prueba con el club para reengancharse al fútbol profesional tras un año y medio sin equipo. En el lado contrario, además de las bajas que ha sufrido la plantilla con el cambio de escenario y como fruto de una operación salida por concretar, falta todavía algún jugador por incorporarse, como el macedonio Aleksandar Trajkvoski.

El rival del Mallorca en este primer gran encuentro de la pretemporada será el Poblense, que intentará dejar en casa otra edición de su emblemático trofeo. El conjunto azulgrana, que con el cambio de curso también ha cerrado un ciclo y ha abierto uno nuevo, empezará a presentarse ante su gente después de pelear hasta el último momento por una permanencia que le hubiera permitido formar parte de la nueva Segunda RFEF. De vuelta a Tercera, el cuadro pobler ha modificado a una parte importante del grupo y ha comenzado a caminar de la mano de Pep Barceló, que sustituye a Óscar Troya.