Sturridge, este miércoles con la camiseta del Mallorca, en su primer día de trabajo en la ciudad deportiva Antonio Asensio. | Real Mallorca

4

Daniel Sturridge ha empezado a ajustarse el mono de trabajo. El delantero inglés, a prueba con el Mallorca en este comienzo de pretemporada, vivió este miércoles su primer día en la oficina de Son Bibiloni y además de conocer a sus nuevos compañeros y escuchar por primera vez una charla de Luis García Plaza, comenzó a sudar en el gimnasio de la ciudad deportiva. Hoy podría ir un poco más allá y sumarse ya a los entrenamientos junto al resto de la plantilla.

Convertido en el principal reclamo veraniego del Mallorca, Sturridge se puso por primera vez el escudo en el pecho. Sin equipo desde hace dieciséis meses, el exfutbolista del Liverpool ha encontrado en la carretera de Sóller una cuerda para regresar a la cima del fútbol profesional y tiene la pretemporada por delante para recuperar su mejor versión desde el punto de vista físico y desempolvar parte del talento que todavía guarda en las botas. En su primera jornada ejerciendo como bermellón conoció las instalaciones del que podría ser su nuevo domicilio y llegó incluso a pisar el césped donde se ejercita habitualmente el equipo, aunque solo fuera para atender a la charla inicial del cuerpo técnico. Después encontró acomodo en el gimnasio, donde se sometió a diferentes pruebas.

Noticias relacionadas

Sturridge, que deberá convencer a Luis García Plaza de que tiene cabida en el nuevo proyecto en Primera División, asegura estar preparado para el nuevo reto al que se enfrenta, probablemente el más grande de una carrera salpicada por los títulos. «Estoy entrenando duro y estoy seguro de que puedo volver a jugar como lo hacía hace ocho años», reconocía el atacante de Birmingham a finales del mes pasado, en una entrevista concedida a The High Performance Podcast con motivo de la Eurocopa en la que también aseguraba haber alcanzado la madurez y estar más en forma que nunca. «Estoy obsesionado con no ser como el jugador que era en el pasado, sino en ser mejor que él. Seré mejor que hace años. Sé que soy más mayor pero estoy en forma y preparado para hacerlo», apuntaba semanas antes de que el Mallorca, a través del consejero Graeme Le Saux, se cruzara en su camino.

La plantilla del Mallorca volverá a trabajar hoy en doble sesión para llenar el depósito y preparar el primer amistoso del domingo contra el Poblense.