El técnico del Real Mallorca, este viernes en rueda de prensa.

2

El entrenador del Real Mallorca, Luis García Plaza, podrá contar finalmente con Antonio Raíllo y Abdón Prats para el decisivo partido de este sábado contra el Málaga (La Rosaleda, 21.00 horas). Además, el técnico también recupera a Iddrisu Baba, que aunque lo tiene complicado para ser titular, sí formará parte de la convocatoria y podría tener minutos durante el encuentro si el equipo lo requiere. De esta forma, las únicas bajas confirmadas para esta jornada son las del sancionado Dani Rodríguez y la de Galarreta, que está previsto que se reenganche al grupo a mediados de la próxima semana teniendo en cuenta su evolución.

Luis García, que ha alabado este viernes el trabajo y la trayectoria tanto del Málaga como de su entrenador, Sergio Pellicer, recordaba a su vez que el Mallorca necesitaba una jornada como la anterior para reordenar sus ideas y cambiar la tendencia. «A nivel moral nos vino muy bien, teníamos que cortar esa dinámica. Necesitábamos ganar porque estábamos en un momento muy importante y porque veníamos de dos derrotas un poco extrañas. Cuando nos metieron el 2-1 nos dimos cuenta de lo que nos estamos jugando y seguramente nos echamos más atrás de lo que deberíamos, pero es normal», reconocía. Al mismo tiempo, considera que su grupo está «estable» para afrontar una nueva prueba que le ayudaría a acercarse muchísimo al gran objetivo de la temporada: el ascenso.

«Nos quedan dos victorias y un empate y esta es la primera oportunidad», recordaba. «Y si podemos sumar los tres puntos, genial. La idea es ir a ganar como, cualquier partido. Somos un equipo estable y ahora necesitamos precisamente eso, ganar partidos», admitía antes de catalogar como «inexplicable» que el Mallorca haya pasado de estar invicto lejos de Son Moix durante un montón de meses a sumar solo un punto de los últimos quince como visitante.

Sobre los cambios en el once, Luis García Plaza piensa en Amath y en Antonio Sanchez como relevos de Dani Rodríguez en la mediapunta, lo que supondría la entrada de algún futbolista de banda. «La otra posibilidad es dar entrada a Febas, pero al estar tan justos en medio campo a lo mejor necesitamos un refresco», argumentaba el técnico.

Luis García Plaza, que desconfía de un Málaga «sin presión», también aprovechaba el análisis previo de la jornada para reconocer las virtudes del líder de la categoría, un Espanyol que espera certificar este mismo fin de semana el ascenso. «Son un equipazo. Y además de ser los mejores lo están demostrando porque lo que están haciendo no es nada fácil», concluía.