Abdón Prats es amonestado en presencia de Tomeu Nadal durante el partido que el Mallorca disputó en Albacete. | Carlos Gil-Roig

6

El Mallorca ha reconocido este lunes un «impacto negativo» en sus cuentas de 4 millones de euros como consecuencia de la crisis sanitaria de la COVID-19. Según han confirmado en una rueda de prensa el responsable financiero del club balear, Alfonso Díaz, y el director deportivo, Pablo Ortells, la pandemia está repercutiendo en las finanzas de la entidad balear «al igual que a todos los clubes en el fútbol mundial».

En clave deportiva, el club balear también ha hecho pública su intención de renovar Abdón Prats y Antonio Sánchez, dos jugadores que acaban contrato esta temporada y que desde hace varias semanas disfrutan de libertad para poder compromenterse con otro equipo.

«Hemos tenido que realizar ajustes (en los ingresos) por televisión desde la temporada pasada, ajustes en el tema del público (sin espectadores en las gradas), más gastos extraordinarios que se dan en el día a día», explicó Díaz.

Entre esos ajustes, el ejecutivo mencionó los vuelos que el equipo está realizando en compañías charters («por seguridad», precisó), los gastos médicos por la pandemia y en hoteles». Ante esa situación, Alfonso Díaz confirmó que la propiedad de la entidad bermellona «seguirán apostando por el club».

«Hablamos con ellos todas las semanas y están al día de todo lo que ocurre. La situación es complicada pero ellos están comprometidos al cien por cien apostando por el club, como lo demostraron en su día con la ampliación de capital», indicó Díaz.

Con respecto a la situación deportiva, Pablo Ortells, destacó que el equipo de Luis García Plaza «lo está haciendo muy bien».

«De momento estamos centrados en el Espanyol (próximo rival mallorquinista) e intentaremos sacar los tres puntos; después, pensaremos en el siguiente partido; es lo que hemos venido haciendo hasta ahora y lo que seguiremos haciendo en el futuro», subrayó.

Con respecto a los tres fichajes de invierno -Álvaro Giménez, Raúl Mollejo y Koke Vegas- Ortells admitió que ante la crisis sanitaria García Plaza quiere una plantilla amplia.

«Álvaro conoce la casa y se adaptará rápido; Mollejo, con su juventud y competitividad enorme, le dará al equipo un aire diferente en el ataque y con Koke somos más competitivos en la portería», indicó Ortells.

También reconoció que si el Mallorca asciende Mollejo, cedido por el Atlético de Madrid, «podría continuar», y que el club «trabaja» para renovar a los jugadores cuyo contrato finaliza en junio, entre ellos Antonio Sánchez y Abdón Prats.

Con respecto al jugador argentino nacido en México Luka Romero, Ortells dijo que el club también está trabajando para continúe en la disciplina mallorquinista: «Es un chaval con mucho potencial en el que confiamos mucho y nos gustaría que siguiera con nosotros para acabar su formación. Estamos en ello», remarcó el director deportivo del Mallorca.