Imagen de los jugadores del Mallorca en el partido frente al Zaragoza. | Carlos Gil-Roig

1

El Real Mallorca finaliza con la conciencia tranquila el maratón de cuatro partidos que ha disputado en apenas once días. Si bien una victoria ayer en Zaragoza le habría permitido pasar la noche de ayer como líderes de Segunda, lo cierto es que no se puede pedir más a un equipo que ha llevado a cabo un esfuerzo descomunal durante una semana y media y al poco de haber empezado la temporada.
Pese a las rotaciones resulta inevitable que aparezca el cansancio, sobre todo mental y la gran mayoría de las conclusiones de esta fase infernal de la temporada son positivas.

RESPUESTA EFICAZ
Recursos bien utilizados

Luis García Plaza ha medido la profundidad de banquillo y los jugadores de segunda línea han respondido. Además, el técnico ha conseguido recuperar a futbolistas de la talla de Ruiz de Galarreta, Febas, Antonio Sánchez, Russo y Sedlar. La diferencia con el curso pasado en este sentido es abismal. Vicente Moreno tenía un once y uno o dos cambios, lo que sin duda desfondó enormemente al equipo. El entrenador madrileño no ha tardado casi ni dos partidos a dar protagonismo a futbolistas que no salían con la vitola de titulares. Las decisiones han sido correctas y el resultado ha sido que el equipo ha estado enchufado porque la gran mayoría de futbolistas se han sentido protagonistas del juego.

NÚMEROS
Balance positivo

Pero sin duda la confirmación de que el plan de García Plaza ha sido bien ejecutado lo dan los números. Si centramos solo la atención en este maratón de cuatro partidos sin margen para el descanso, el balance es sobresaliente: Un punto ante el Albacete (22 de octubre); tres puntos contra el Alcorcón (26 de octubre); tres puntos más ante el Málaga (29 de octubre) y un punto ayer día 1 de noviembre ante el Zaragoza. Además, el entrenador manifestó su conformidad con el trabajo del equipo más allá de no poder conseguir el triunfo ante el Albacete y Zaragoza. Una estadística que ha situado al Mallorca en plena lucha por la cima de la clasificación.

PUERTA A CERO
Ningún gol como visitante

En el apartado numérico hay que hacer especial mención a la estadística fuera de casa donde el Mallorca no ha encajado ningún gol. En una clasificación virtual visitante, el conjunto que dirige Luis García es el mejor de Segunda con nueve puntos seguido por Sporting y Espanyol, que juegan hoy frente a Castellón y Málaga respectivamente. También contrariamente a lo sucedido durante estas últimas temporadas donde fuera de casda el equipo falqueaba, este curso por el momento el Mallorca se está mostrando extraordinariamente solvente. En estos cuatro partidos solo ha encajado un gol, el que le marcó Pabla Chavarría en el encuentro disputado frente al Málaga en Son Moix. Sin duda la presencia de un imperial Raíllo en el centro de la zaga, escoltado por otro no menos acertado Valjent unido a las prestaciones de Sastre, Gámez, Olivan y Cufré hacen posible que Reina sea el guardameta menos batido.

FACTOR DE RIESGO
Es necesario más acierto

El punto negro posiblemente esté localizado en la necesidad de tener mayor presencia en el área y sobre todo una contundencia más notable de cara al gol. Sin ir más lejos, ayer el Mallorca tuvo hasta dos opciones muy claras para poder batir la meta del Zaragoza y en ambas erró el tiro. En partidos con pocas ocasiones lujos como los de ayer no se pueden permitir en exceso porque tampoco en Segunda hay una fluidez tan extraordinaria de llegadas como para ir perdonando en exceso. Se hace necesario corregir este aspecto y ser más constantes a la hora de pisar la meta rival. El ascenso requiere de más acierto y menos dudas contra la portería contraria. Si se corrige este aspecto el equipo será temible.