Lago Junior, en una imagen de archivo captada en Son Moix. | Miquel Àngel Llabrés

9

Lago Junior no pudo afirmar este miércoles en rueda de prensa si su futuro esta misma temporada está ne el Real Mallorca o fuera del club balear. Su intención y su deseo y así lo manifestó es seguir en el Mallorca, pero añadió que esta decisión no depende únicamente de él y que en gran parte su futuro está en manos de la institución balear.

El costamarfileño se ha convertido con el paso de las temporadas en un jugador con galones en el vestuario del club y más allá de que haya podido tener altibajos, siempre ha gozado del respeto y la admiración de la afición. Él por su parte siempre ha cumplido y ahora, en pleno mercado de fichajes abiertos, su situación es como la de muchos compañeros que no sabe si finalmente acabará la temporada vistiendo de rojo o no. «A día de hoy no puedo asegurar nada porque no lo sé, depende del club, yo he tenido muchas oferas pero quien manda es el club tengo una cláusula muy alta, hasta que el Malorca no decida no puedo pensar si me voy a ir o si me quedaré», manifestó. «A día de hoy quiero seguir en el Mallorca pero no puedo decir más porque ¿y si mañana me voy qué pasará?, en estos momentos estoy muy contento y sigo disfrutando de lo que hago. Pero no depende de mí. El club aspira a volver a Primera Divisón y lo que procura es no dejar marchar a sus mejores jugadores.», insistió el futbolista costamarfileño.

Por otra parte, el jugador también fue interrogado por el encuentro del próximo domingo en Cornellà frente al Espanyol. «Será un partido bonito, duro», dijo el futbolista. «Nos vamos a enfrentar dos equipos que bajamos (a Segunda) y la ilusión es máxima. Vicente estuvo tres años con nosotros pero ahora cada uno luchará por lo suyo», añadió. El interior analizó la derrota frente al Rayo Vallecano (0-1) en el Visit Mallorca Estadi y estuvo de acuerdo con su entrenador, Luis García, quien dijo que al equipo le había faltado fe tras el gol de Isi Palazón en el minuto 50. «El partido fue igualado en la primera parte, después bajamos los brazos, dejamos de hacer el trabajo que nos había pedido el míster. Él nos dijo todo eso en los vestuarios, y ahora hay que estar tranquilos, y sumar cuanto antes», explicó. Sobre el futuro, isistió. «Algunos jugadores se quedarán y otros se marcharán, pero tenemos que estar concentrados y ser profesionales con el clu que nos paga», añadió.