El Mallorca, como está siendo habitual durante la era LGP, apostó por un fútbol vertical con cierto protagonismo para las internadas de Joan Sastre e Ivi. | Redacción Deportes

14

Un gol del lateral izquierdo Iván Bravo, uno de los jóvenes del filial que más minutos ha disputado durante la pretemporada, le permitió al Mallorca ganar al Lugo (0-1) en su último amistoso antes de iniciar la temporada el próximo domingo en Son Moix ante el Rayo Vallecano. El conjunto dirigido por Luis García Plaza cierra este sábado su preparación con una derrota en su primer ensayo ante el Levante de Primera y tres triunfos consecutivos frente a Tenerife, Castellón y Lugo, tres compañeros de viaje en la temporada de Segunda División que arrancará el próximo fin de semana.

El entrenador madrileño apostó por un once que perfectamente podría ser el que destape el tarro del campeonato dentro de siete días a la espera de firmar un lateral izquierdo de garantías. Pero mientras llega el ansiado fichaje, Iván Bravo está cumpliendo. 'Ivi', que en su día fue una de las piezas más cotizadas de La Massía y que llegó a participar en la Youth League con el Barça junto a Monchu y Ansu Fati hace un par de años, selló la victoria al filo del descanso. Fue con un disparo desde fuera del área que entró en la portería gallega tras tocar en un defensa.

Noticias relacionadas

El Mallorca, como está siendo habitual durante la era LGP, apostó por un fútbol vertical con cierto protagonismo para las internadas de Joan Sastre y del propio Ivi. También Lago, al que ubica como extremo derecho -con Vicente Moreno jugaba siempre por la izquierda- acaparó los focos junto a Stoichkov. El gaditano, en esa posición de enganche por detrás del 9 (Abdón en el primer acto y Álex Alegría en el tramo final) tiene la confianza del técnico y puede dar rienda suelta a toda esa magia que lleva dentro.

El conjunto bermellón domina en todas las facetas del juego, con Baba y Febas intratables en la sala de máquinas, aunque volvió a evidenciar su falta de pegada habitual.

Al margen de el gol de Iván Bravo, no hubo demasiadas ocasiones claras. Apenas dos fogonazos de Luka Romero en los estertores de la cita. Quedan siete días y este Mallorca, sin los internaciones Valjent, Trajkovski y Budimir, transmite confianza. Veremos qué pasa cuando llegue la hora de la verdad.