El entrenador del Sevilla FC, Julen Lopetegui, durante el partido correspondiente a la jornada 35 de LaLiga entre el Athletic de Bilbao y Sevilla en San Mamés. | Luis Tejido

4

El técnico del Sevilla, Julen Lopetegui, afirmó este sábado, en vísperas de recibir al Mallorca en el Ramón Sánchez-Pizjuán, es un equipo «completo» y «muy en forma», con «un buen entrenador», Vicente Moreno, por lo que les «va a obligar a ir al límite» y les «va a hacer sufrir» porque se juega «mucho».

Tras dirigir una sesión en el escenario del choque, Lopetegui destacó en rueda de prensa que el conjunto isleño «necesita los tres puntos» tras haber «visto la posibilidad real de salvación» en las últimas jornadas, por lo que llega «con una energía importante», y consideró que «es de los equipos de la zona baja que mejor juega al fútbol».

El entrenador guipuzcoano recordó que el «Mallorca ha puesto contra las cuerdas» recientemente «al Villarreal o le pudo marcar al Atlético», de modo que avisó a sus futbolista para que estén «preparados ante un rival que se juega la vida, que juega bien y es agresivo; es un equipo interesante».

Lopetegui, que no quiso dar detalles sobre «un parte de molestias amplio» a causa de un ritmo de competición que tiene al Sevilla ante su «tercer partido en seis días», restó «importancia a los cuentos de la lechera» que se hacen sobre la próxima certificación matemática del cuarto puesto del Sevilla.

«Debemos de ser pragmáticos. El único sueño que tenemos es el de afrontar bien el partido del domingo. Nos tenemos que preparar única y exclusivamente para ello. Ya hemos conseguido la clasificación europea, que es importante», añadió.

Julen Lopetegui, portero en su época como jugador, alabó a su guardameta suplente, el marroquí Yassine Bono, titular el jueves en Bilbao, que «lleva trabajando todo el año y está preparado» para suplir al lesionado Tomas Vaclik ahora que «ha sonado el despertador y hay que desearle lo mejor porque su suerte será la del Sevilla».

Sobre el sorteo de la Liga Europa celebrado este pasado viernes, el vasco afirmó que «el cuadro» de posibles rivales «no vale para nada» porque «lo único que importa es el primer partido» de octavos ante el Roma, además de que «es algo» que ve «muy lejos», el 6 de agosto, pues lo que está «cerca es el partido de mañana ante un rival complejo».