Resumen del Mallorca-Celta. | LPF

22

El Real Mallorca ganó al Celta por 5 goles a 1 en un encuentro que sentenció en la primera parte con goles de Budimir de penalti, Cucho Hernández y Pozo. El conjunto balear recorta la distancia con el Celta a 5 puntos y se engancha de lleno en la lucha por la salvación. El Celta reaccionó tras el descanso y Iago Aspas anotó de penalti a los cuatro minutos de la reanudación, pero de nuevo los baleares se levantaron y Budimir y Salva Sevilla anotaron el cuarto y el quinto para los baleares.

RCD Mallorca - Real Celta

El partido estuvo marcado por el penalti señalado por el colegiado De Burgos Bengoetxea que vio derribo de Santi Mina a Dani Rodríguez (min.7) y tras cinco minutos de deliberación tanto por parte de los miembros del VAR como después de visualizar el propio colegiado la acción, decretó una pena máxima más que dudosa. Budimir no perdonó y anotó el uno a cero.

El Celta dispuso de dos grandes ocasiones para marcar, una de un tiro a bocajarro de Bradaric, que Reina envió a corner y en la jugada siguiente, de nuevo el portero, salvó bajo la línea de gol un cabezazo de Murillo.

Noticias relacionadas

El guardameta sostuvo a su equipo y el Mallorca poco a poco fue creciendo. Lumor daba estabilidad al flanco izquierdo y el equipo balear en general era superior al rival. Fruto de esa superioridad llegó el gol de Cucho Hernández en el minuto 27 al disparar desde la frontal del área tras un magnífico control.

Antes del descanso hubo tiempo para un tercer gol, el que anotó Pozo tras finalizar una gran conducción de Baba y reaccionar magistralmente al pase de Kubo. El tres a cero hacía justicia a lo visto en el marcador.

Antes del descanso Lumor, de nuevo lesionado, tuvo que abandonar el terreno de juego dando entrada a Fran Gámez en lo que fue una de las últimas noticias que dio la primera parte. En la reanudación el Celta se metió de lleno en el partido. Santi Mina forzó penalti al caer ante Pozo y Aspas acortó distancias. Pero el Mallorca no aflojó y prácticamente tres minutos después Budimir anotaba el cuarto tras recibir una certera asistencia de Salva Sevilla. En plena borrachera de juego, el Mallorca anotó otro gol más, el quinto. Fue en esta ocasión el centrocampista andaluz que rubricó su gran actuación con un golazo de un fuerte disparo desde la frontal del área.

El Mallorca vuelve a creer en la salvación y recorta distancias con el Celta. Son cinco puntos a falta de cinco jornadas. Lo baleares jugarán en casa contra Levante y Granada y visitarán al Atlético (viernes), Sevilla y Pamplona.