Imagen del partido disputado entre el Mallorca y el Sevilla. | M. À. Cañellas

12

El consejero delegado del Mallorca, Maheta Molango, ha comparecido en rueda de prensa este domingo tras la derrota frente al Sevilla (0-2) en el estadio Son Moix para cuestionar el sistema de vídeoarbitraje (VAR), que a su juicio «está desvirtuando el fútbol».

«Comparezco para hacer una reflexión a la luz de los últimos acontecimientos con el VAR», comenzó diciendo Molango, que se apresuró a felicitar al Sevilla, «un gran equipo, con un gran técnico (Julen Lopetegui), y que tenía argumentos para ganarnos en el campo sin intervención ajena», dijo.

«Hemos llegado a un punto donde es necesario reflexionar si realmente este es el fútbol que queremos; es decir, si queremos un fútbol en el que cada dos minutos se pare. Nos preocupa que este deporte que tanto nos gusta se este desvirtuando y creo que lo que ha ocurrido hoy ha sido un ejemplo muy claro de esa situación», añadió.

A juicio de Molango, «existe una falta de criterio o de comunicación a la hora de verificar si es o no es una acción que merece ser sancionada, y esto no es algo que no solo compete al Mallorca, ya que muchos compañeros opinan lo mismo».

«No logramos entender y quisiera que nos explicaran por qué en la acción del penalti de Baba (jugada que finalizó con el segundo gol del Sevilla, obra de Ever Banega, que para mí es penalti, el árbitro a los minutos corre a verificar en la pantalla si es penalti o no. Y por qué en la acción del gol (primero del equipo de Lopetegui), en la que hay un manotazo a Baba, no se valora si ese manotazo es suficiente o no para anularlo», amplió el directivo mallorquinista.

Con respecto a la labor del colegiado extremeño Jesús Gil Manzano, Molango subrayó que no «le culpa» por la derrota, sino que su «reflexión» se ciñe a las razones que tiene el VAR para revisar, o no, algunas jugadas.

«¿El VAR esta ayudando al fútbol a mejorar lo esta empeorando?», se preguntó. «El videoarbitraje es un concepto copiado del baloncesto, donde si alguien te toca es falta: Pero en el fútbol no siempre es falta aunque te toquen y habrá que analizar la intensidad del empujón, por eso no sé si ese es el fútbol que queremos», precisó.

Preguntado de si tenía previsto formular una reclamación oficial por la intervención del VAR en la derrota ante el Mallorca, Molango respondió que no. «No haremos ninguna carta de protesta, a pesar de los posibles errores. Me quedo con el buen rendimiento del equipo, es decir, con lo que nosotros controlamos, y de nuevo me hago la pregunta: ¿Este es el VAR que tenía que mejorar el fútbol», señaló.

El consejero delegado del conjunto bermellón subrayó, finalmente, que su protesta es contra el criterio que se sigue para revisar determinadas acciones en el terreno de juego, y no va dirigida al colegiado Gil Manzano. «Venimos de Segunda B y sabemos que nos va a costar seguir en Primera, aunque por ilusión no nos gana nadie y creo que nos salvaremos. Nos frustra, eso sí, que se te vayan los puntos por cuestiones ajenas a ti», remarcó Maheta Molango, quien no le dio importancia a los diez penaltis señalados en contra de su equipo en las primeras 18 jornadas de LaLiga.

«Ese no ese problema. La mayoría de los penaltis lo fueron, esa es la realidad. Al final todo se equilibra y no he venido aquí a lamentar nada sobre las faltas máximas», destacó el consejero delegado del Mallorca. Los jugadores de Vicente Moreno también expresaron su malestar por lo acaecido con el arbitraje. «Hicimos un gran primer tiempo. Nos vemos perjudicados por las decisiones arbitrales», aseveró ante los medios el delantero argentino Pablo Chavarría.

Reconoció que salían del encuentro «frustrados por el resultado porque hicimos un buen trabajo. Hemos podido obtener un resultado mejor. Son situaciones que no decidimos nosotros, que no dependen de nosotros y que nos hacen perder puntos», dijo.

Mientras tanto, Dani Rodríguez apuntó a pie de césped a Movistar LaLiga que «al árbitro le ha superado el partido» y que se sentían «muy perjudicados» después de haber «hecho un buen partido», pero que por «situaciones ajenas» a ellos se les había escapado. Además apuntó que el colegiado no tuvo «la misma vara de medir» y destacó que al «Mallorca le tienen que respetar»