El argentino Leo Suárez celebra el gol del Mallorca en el estadio de La Rosaleda. | Carlos Guerrero-LOF

44

El Real Mallorca sale de La Rosaleda a bordo de un cohete. El conjunto balear, en plena ebullición, daba este sábado un puñetazo sobre la mesa de la Liga 123 y se imponía a domicilio en el campo de un Málaga que se ha estrellado una y otra vez contra el muro isleño. Un tanto del argentino Leo Suárez en los últimos minutos del encuentro coronaba a la escuadra de Vicente Moreno, que además se hace con los mandos del golaverage directo en su duelo frente al cuadro andaluz (0-1).

El equipo bermellón, con el mismo once inicial que derrotó al Rayo Majadahonda en la jornada anterior, se encontraba de salida con un Málaga muy intenso que canalizaba todo su juego ofensivo a través de la botas y la verticalidad de Javier Ontiveros. El futbolista marbellí era un dolor de muelas para la defensa visitante y actuaba como el gran motor de su equipo, que pese a sus buenas intenciones solo enseñaba los dientes de manera puntual. De hecho, la mejor ocasión del primer tiempo la firmaba Ante Budimir, que casi aprovechó un error grosero de la defensa andaluza para superar a Munir y romper el hielo. Las mejores oportunidades del Málaga llevaban el sello de Adrián González, casi siempre a balón parado. Poco antes del descanso era Dani Rodríguez, con un disparo muy ajustado a la media vuelta, el que llamaría sin éxito a la puerta del gol.

En el segundo acto se mantenía el guión. El Málaga dirigía el tráfico y gestionaba el control del balón, pero se empeñaba una y otra vez en hacer daño por los costados y el Mallorca controlaba con cierta comodidad sus acometidas, aunque se iba metiendo cada vez más en su área. La gran oportunidad para los de Víctor Sánchez llegaba a falta de un cuarto de hora para la conclusión, con un tiro mordido de Adrián que Manolo Reina enviaba a córner presumiendo de reflejos.

Noticias relacionadas

Cuando parecía que el encuentro se apagaba y que el Mallorca daba por bueno el punto, una jugada de Abdón Prats en el área blanquiazul cambiaría el rumbo del encuentro y quién sabe si de la temporada. El delantero de Artà encontraba a Leo Suárez y el argentino estrenaba su cuenta vistiendo de rojo con un gol que puede ser trascendental.

Los últimos minutos solo iban a subrayar la impotencia de un Málaga que sigue sin hallar su camino y la felicidad de un Mallorca que no solo refuerza su posición, sino que puede mirar incluso a los puestos de ascenso directo.

Ficha técnica
0 - Málaga:
Munir, Cifuentes, Pau, David Lombán, Ricca (Diego González, min.59), Bare (Seleznov, min.90+), N'Diaye, Renato (Iván Alejo, min.73), Ontiveros, Adrián y Blanco Leschuk.
1- Real Mallorca: Reina, Fran Gámez, Valjent, Raíllo y Salva Ruiz, Marc Pedraza, Salva Sevilla (Baba, min.79), Dani Rodríguez, Aridai (Leo Suárez, min.79), Lago Junior y Budimir (Abdón, min.72).
Gol: 0-1, minuto 86, Leo Suárez.
Árbitro: Pérez Pallas (Colegio gallego). Amonestó a Salva Sevilla, Salva Ruiz, Budimir y Lago Junior.
Incidencias: 23.621 espectadores en La Rosaleda.