Vicente Moreno, este domingo en Anduva. | Jaume Morey

2

Vicente Moreno es un hombre feliz. Nadie puede negarlo. El entrenador malloquinista no podía ocultar su alegría al término del partido. «Ahora mismo siento felicidad y tranquilidad. Sabemos que hay mucha gente detrás y la responsabilidad que teníamos. Me alegro mucho por los jugadores, se lo merecen todo», ha apuntado en rueda de prensa nada más acabar el partido.

El entrenador bermellón ha admitido la superioridad del rival esta tarde. «Hemos tenido enfrente a un gran rival que nos ha hecho sufrir. Fuimos mejores en la ida y ellos lo han sido hoy, pero al final hemos cumplido el objetivo, que de eso se trataba», reconoce.

La clave del partido ha estado en la defensa, según ha explicado Vicente Moreno. «En el partido de Mallorca fuimos mejores con el balón que el Mirandés. Hoy han sido ellos mejores, nos han metido en nuestra área. En este otro registro hemos estado perfectos. No hemos dejado que nos rematen claro y esto en Anduva es muy difícil», ha explicado.