Robert Sarver felicitando a los jugadores. | Redacción Deportes

3

El máximo accionista del Mallorca, Robert Sarver, ha afirmado que el principal objetivo de su equipo «es ascender», y que ahora faltan «dos partidos muy importantes para conseguirlo».

El empresario estadounidense, propietario de los Phoenix Suns de la NBA, presenció el partido que este domingo coronó a los mallorquinistas como campeones del Grupo III de Segunda B al derrotar 3-1 al Badalona en el estadio Son Moix.

«He venido a ver este partido porque no me lo quería perder. Sabía que era muy importante, he querido estar en el estadio y la victoria nos deja en una muy buena posición de cara a los playoffs de ascenso», ha declarado Sarver.

El directivo también tuvo palabras de elogio para los aficionados, que animaron sin cesar y despidieron al equipo al grito de «campeones, campeones».

«La afición ha estado muy bien y ahora necesitaremos toda su energía en el campo. Es importante que vengan a ver los partidos cuantos más aficionados mejor», ha señalado.

Según Sarver, su equipo ha dado este año «un paso adelante».

«Esto es solo el inicio de un proceso largo y los dos partidos que viene son muy importantes para acabar bien la temporada de cara al futuro y a nuestros objetivos», ha subrayado el dueño del Mallorca.