Brandon durante el partido contra el Numancia. | Miquel Àngel Llabrés

11

El delantero del Mallorca Brandon Thomas ha reconocido este miércoles los errores que han situado al equipo al borde del descenso a falta de dos jornadas para que acabe la Liga en Segunda.

«La temporada ha sido nefasta y la culpa es nuestra», ha declarado Brandon, máximo artillero mallorquinista con 10 goles.

«Pero tenemos que levantar la cabeza porque esto no se ha acabado. Vamos a luchar hasta el final, el equipo no está muerto todavía», ha añadido.

El Mallorca necesita ganar al Mirandés y al Getafe para tener opciones de mantener la categoría y, así y todo, deberá esperar los resultados de sus principales rivales en la lucha por salir del pozo.

«Tenemos claro que debemos que ganar sí o sí. No podemos influir en otros resultados pero lo que depende de nosotros es ganar allí (en el campo del CD Mirandés) y es lo que tenemos que hacer», ha indicado el canterano.

Brandon, asimismo, ha agradecido el comportamiento de la afición, que asistió en gran número al estadio Son Moix la pasada jornada en el empate (0-0) ante el Numancia y que también acompañará al equipo en el desplazamiento a Miranda del Ebro.

«Los aficionados están haciendo esfuerzos brutales por acompañarnos en los viajes y en casa se están volcando. Es admirable su comportamiento. No nos lo merecemos, pero agradecemos enormemente su apoyo constante», ha subrayado Brandon Thomas.