Adrià Dalmau conecta un chut a la portería del Reus. | T. Ayuga

10

Pol Roigé y Adrià Dalmau acudieron este jueves a Son Bibiloni con otro ánimo. El extremo catalán y el delantero mallorquín llaman a la puerta de la titularidad después de su convincente actuación ante el Reus el pasado miércoles.

Pol Roigé, que arrancó como segunda punta, mostró su calidad en el desborde y en el pase, aunque acabó el duelo fundido. Adrià Dalmau, en su estreno con la camiseta rojilla, aportó movilidad y mordiente a la vanguardia, una posición que en apenas una semana ha perdido a Adrián Colunga -causó baja- y a Dejan Lekic, lesionado, que se perderá al menos cuatro partidos.

Fernando Vázquez no quiso individualizar aunque destacó el partido de Pol «y de otros jugadores». No obstante, también dejó claro que de momento deberá esperar su oportunidad desde el banquillo.