Pereira tiene una oferta para renovar a la baja que no es del agrado del jugador. | Monserrat

12

Existe una máxima en el fútbol: antes de entrar, dejen salir. El Mallorca ha empezado la planificación vaciando el vestuario y por ahora Aveldaño, Acuña y Sissoko han confirmado su marcha. El primero vuelve a Argentina, el segundo ficha por el Numancia y el tercero se va a la Liga griega. Paralelamente a estas bajas, también toman la puerta de salida Timon y Cabrero y se negociará la marcha de Coro y del central Tobias, ambos con contrato en vigor. Tomeu Nadal puede continuar, al menos el club valora esta posibilidad.

Otros casos son los de Pereira y Truyols. Ambos finalizan contrato y el club les ha planteado inicialmente una renovación a la baja, encontrando de momento el rechazo de los profesionales. Ambos cuentan con ofertas en el extranjero y a día de hoy se presume complicado que puedan continuar de cara a la próxima temporada.

Alfredo Ortuño ha terminado su cesión y parece también difícil su continuidad, al igual que el central David Costas, que regresa al Celta de Vigo. El número de bajas bien por terminar contrato o porque muchos regresan a sus equipos es mucho más que notable, lo que sin duda va a obligar al club a hacer un trabajo de renovación muy notable. Vázquez elevó hasta ocho el número de fichajes para la próxima temporada, pero si el ritmo de jugadores que se marchan no se detiene, posiblemente esta cantidad se verá algo aumentada. A día de hoy siguen Yuste y Kasim como únicos centrales con contrato. También Company, Campabadal, Oriol y Kasim siguen, o al menos tienen contrato por lo tanto lo más seguro es que los cuatro permanezcan en Son Moix. Sabater, Vallejo, Salomao, Lago, Pol Roigé y el mencionado Yuste, aunque va a jugar de central, también siguen, mientras que en la zona más adelantada hoy por hoy están Brandon y Óscar Díaz ya que con Coro no se cuenta.

Esta es la situación de un Mallorca que tampoco tiene director deportivo y que también está pendiente de conocer el presupuesto para pode definir la hoja de ruta.