Utz Classen durante un rueda de prensa. | Jaume Morey

26

Los jugadores del Real Mallorca tendrán que estar en sus domicilios antes de las 23.00 horas y no podrán utilizar pendientes, piercing, «peinados y talantes que no sean acordes con la imagen del club» dentro de las instalaciones deportivas.

Estas son algunas de las normas establecidas en el reglamento interno y disciplinario que aprobó el Consejo de Administración del club en junio y que ha dado a conocer a sus jugadores en los últimos días.

El programa deportivo de la radio autonómica de IB3 Radio, Zona Mixta, ha avanzado que el toque de queda se eleva a las 23.00 horas en las vísperas de partido y desplazamientos, y a las 3.00 horas en la noche posterior al partido.

Si bien, el entrenador podrá elegir un día de la semana en el que la hora límite se amplíe de las 23.00 a la 1:00 h.

Además de estos horarios, el Consejo de Administración, presidido por Utz Claassen, también presidente del club balear, pretende controlar la imagen de los jugadores cuando representen a la entidad.

«Queda prohibido el uso en las instalaciones deportivas del club de todo tipo de marroquinería (pendientes, piercings, etc.), evitándose en la medida de los posible peinados y talantes que no sean acordes con la imagen del club», expresa un punto del reglamento interno.

La normativa prohíbe también «el uso de gorras en el autobús y en los vestuarios, tanto en los desplazamientos como en los partidos de casa».

El reglamento interno y disciplinario del Real Mallorca también se refiere a la limpieza de los jugadores y las instalaciones del club.

En este sentido, los futbolistas tienen «la obligación de ducharse después del entrenamiento» y dejar limpios tanto el vestuario como el autobús que utilicen en los desplazamientos. En este mismo capítulo referente a los vestuarios e instalaciones, los jugadores tienen «prohibido apropiarse de agua, aquarius y papel higiénico para uso personal».

En cuanto al divertimento, ya sea «en los desplazamientos como en las concentraciones, quedan prohibidos los juegos en que se apueste dinero, absorban demasiado al jugador y puedan ser motivo de rencillas entre ellos», expone otro de los puntos de este reglamento disciplinario.