El alemán Utz Claasen, nuevo propietario del Real Mallorca. | Fernando Fernández

Bomba en víspera de Reyes. Utz Claassen se ha convertido en el máximo accionista del Real Mallorca. Hace pocas horas, el empresario alemán ha cerrado la compraventa de las acciones que controlaba Serra Ferrer y se ha convertido en el nuevo propietario del Real Mallorca. Claassen, junto a su esposa Anette, acumula más del noventa por ciento de los títulos de la sociedad, en concreto, un 94'8 por ciento.

La operación se ha cerrado esta mañana en una notaría de son Servera y coincide con el último día de plazo de la ampliación de capital. Claassen, que aguarda la autorización del Consejo Superior de Deportes (CSD) para oficializar su nuevo estatus en la SAD balear, se convierte de esta manera en el primer propietario extranjero del Real Mallorca. Con esta maniobra se cierra también la "era Serra Ferrer", una de las más negras de la historia de la entidad bermellona.