PALMA. FUTBOL. GABRIEL CERDA ACUDE A SON MOIX A LA REUNION DEL CONSEJO DE ADMINISTRACION DEL REAL MALLORCA. MAS FOTOS EN EL DISCO DEL 13-01-2014 | Jaume Morey

8

Los apoderados del Mallorca remitieron ayer una carta al presidente, Gabriel Cerdà, para notificarle que le ha sido retirado el coche oficial del club y que la tarjeta de crédito de la que hacía uso queda igualmente invalidada. En el escrito, Michael Blum y Tolo Martorell también le recuerdan al dirigente que el club tampoco abonará los desplazamientos entre su domicilio particular y el estadio. El pollencí, que pese a ocupar todavía la poltrona parece relegado a un segundo plano tras los acuerdos alcanzados en el consejo del pasado 13 de enero, recibe así un nuevo revés a su gestión por parte del resto del órgano de poder rojillo, a la espera de lo que se decida durante el próximo cónclave.

Cerdà vive estos días sus peores momentos como consejero del Mallorca. Después de ocupar durante siete meses la presidencia gracias al acuerdo de sindicación sellado el pasado verano con Llorenç Serra Ferrer, el futuro del empresario dentro de la entidad está cada vez más comprometido y parece tener asignada una fecha de caducidad próxima. De hecho, de no ser por las complicaciones legales que entraña esa alianza que aún le liga al pobler, su ciclo en el palco se hubiera acabado esta misma semana. Y la carta remitida ayer por los apoderados es una muestra más de su caída.

Más allá del hecho de que le sean retirados el vehículo y la tarjeta de crédito, la pérdida de peso de Cerdà en la estructura mallorquinista resulta ya más que evidente. Desde aquella reunión en la que se sentaron las bases del teórico cambio de orden, el mandatario no ha vuelto a dejarse ver por el palco durante los partidos del primer equipo, en los que sí continuó recibiendo muestras de descontento por parte de la grada, que reclamó con insistencia su marcha. El cuarto presidente de la era Serra Ferrer (tras Josep Pons, Jaume Cladera y el propio máximo accionista) tampoco tiene previsto viajar hoy a Murcia para acompañar al conjunto de José Luis Oltra y permanece a la espera de que el consejo apruebe su destitución.