Utz Claassen tiene marcada en rojo en su agenda la reunión del consejo del día 2 de agosto | T. Ayuga

5

La gestión de Serra Ferrer al frente del Real Mallorca mantiene en alerta a Utz Claassen, cuya preocupación por la situación de la SAD balear se extiende a todos los niveles. El consejero alemán advierte del peligro que conllevan las decisiones adoptadas por el pobler en la parcela económica, la deportiva, la social y la institucional. Así lo ha reflejado en sendas entrevistas a nobadis.es y Mallorca Confidencial en las que destaca la figura del otro apoderado: «La situación sería más difícil sin la presencia del señor Cerdà».
Claassen señala como «muy grave» el hecho de que Serra Ferrer «presente futbolistas sin saber el dinero del que va a disponer». Y es que resalta que el consejo de administración no ha aprobado el presupuesto para el ejercicio 2013-14 cuando según los estatutos debe hacerlo antes de mayo. «Es muy grave porque no podemos gastar más de lo que ingresamos, esto sería un incumplimiento del convenio de acreedores con el serio peligro de la liquidación», argumenta. Además, señala que «lo que me preocupa es que sólo por restituir su imagen, el director deportivo esté dispuesto a acometer actuaciones irresponsables que dejen al club en una situación económica muy comprometida. El Mallorca, la próxima temporada, se juega algo más importante que el ascenso: la supervivencia».
El modelo de gestión de Serra estará sobre la mesa en el consejo de administración que está fijado para el próximo día 2 de agosto. «Se votará la destitución del señor Serra Ferrer de todos sus cargos como único responsable de lo sucedido, no sólo esta temporada. Si tiene el honor de dimitir de sus cargos, perfecto», analiza.
Claassen esquiva valorar la actual posición de Biel Cerdà en el seno del consejo, aunque sí precisa que «la presencia de Cerdà ha reducido los problemas en el club, sin él la situación sería aún más difícil de lo que ya es. Y eso se le debe reconocer al señor Cerdà».
Claassen, que se muestra consciente de que la convulsa situación en los despachos afecta también a su imagen, niega que el Mallorca viva una crisis institucional y resalta que se trata de «una crisis generada por una sola persona, que ha gobernado con poder absoluto provocando tres descensos en dos años».
Enfrentamientos
Para reflejar los problemas de Serra Ferrer, el consejero saca a relucir la lista de desencuentros el pobler, al que considera el «único responsable de los sucedido». «La lista de personas con las que se ha enfrentado o a las que ha afrentado Serra Ferrer es muy larga: Josep Pons, Laudrup, Larssen, los Nadal, Pedro Terrasa, Roures, Tebas, trabajadores del club, e instituciones como el G30, la LFP, FIFA, UEFA, Federación Mexicana,… al final, lo que esto refleja es la necesidad de un cambio en la gestión», detalla.
En cuanto a la parcela deportiva, el consejero elogia tanto el perfil del entrenador como los efectivos que dan forma a la plantilla, pero critica que se está perdiendo de vista la dificultad de lograr el ascenso y se está generando «presión» sobre el vestuario bermellón.