Manzano vuelve al RCD Mallorca. | Joan Torres

48

Gregorio Manzano, que sustituye a Joaquín Caparrós al frente de la dirección técnica del Mallorca, ha declarado hoy al ser presentado como nuevo máximo responsable técnico de la entidad hasta el 30 de junio, que viene a su «casa», y ha afirmado que «entre todos» sacarán «esto adelante».

Manzano afronta su tercera etapa en el Mallorca «con orgullo y con la misma ilusión» que cuando hace trece años, en Soria y con el Valladolid, se sentó por primera vez en un banquillo.

«Conozco la casa, a gran parte de la plantilla, es un reto apasionante, bonito, difícil, queda poco (en la Liga), pero lo vamos a sacar adelante porque esta plantilla tiene calidad suficiente para seguir en Primera», ha señalado.

El Mallorca ocupa el penúltimo lugar en la tabla. No gana en su campo desde el pasado 23 de septiembre cuando derrotó 2-0 al Valencia, ha encajado cuatro derrotas seguidas y debe sumar, como mínimo, la mitad de los 48 puntos que restan por disputar para mantener la categoría.

A la pregunta de si temía un recibimiento hostil por parte de los seguidores mallorquinistas tras su polémica salida del club hace dos temporadas, Manzano ha respondido que la afición «es sabia y soberana». «Y sabe lo que nos estamos jugando», ha añadido.

«No tengo que demostrar mi capacidad para dirigir a este equipo», ha indicado.

Manzano se negó a respaldar el concurso de acreedores presentado en mayo de 2010 por el Mallorca para evitar su desaparición. Votó en contra y además presentó demandas contra el anterior presidente y máximo accionista Mateo Alemany.

Según el extécnico de Valladolid, Sevilla y Atlético de Madrid, la demanda que interpuso contra el Mallorca «tiene una lectura rápida». «No fue contra el club, sino contra el anterior propietario. La entidad entró en un concurso de acreedores, al que yo me opuse», ha señalado.

Acciones legales


El actual propietario de la entidad, Lorenzo Serra Ferrer, ha dicho hoy al presentar a Manzano, que no era «ni el momento ni el lugar» para abordar las acciones legales emprendidas por el sustituto de Caparrós, y ha insistido en que Manzano era el entrenador «más cualificado para mantener al equipo en Primera división».

«Manzano es parte de nuestra historia, porque la ha escrito él dirigiendo al equipo en más de 200 partidos. Sin duda, nos ayudará a crecer en estos momentos tan difíciles porque viene a sumar», ha afirmado Serra Ferrer.

Manzano toma la riendas del Mallorca por tercera vez en los últimos diez años junto a un cuerpo técnico integrado por Mami Quevedo, segundo entrenador, el preparador físico Antoni Servera y el entrenador de porteros Joan Mesquida.

En la temporada 2002-2003 conquistó con el Mallorca la Copa del Rey, el único título oficial del club balear, le salvó del descenso dos años después (2005-2006), tras sustituir al argentino Héctor Cúper, y se despidió dejando al equipo en competiciones europeas, a un solo punto de jugar la Liga de Campeones en la temporada 2010-2011.