Firma del convenio de acreedores del Real Mallorca, el pasado mes de diciembre. | PERE BOTA

El Mallorca ha superado de manera definitiva el concurso voluntario de acreedores, la antigua suspensión de pagos, iniciado hace casi dos años después de que uno de sus deudores, la firma Delta Sport, comunicara a la jueza que ha tutelado el proceso su decisión de renunciar al recurso contra la propuesta de convenio alcanzado el pasado mes de diciembre.

Según ha confirmado un portavoz del Delta Sport, la empresa con sede en Hamburgo (Alemania) que se encargaba de la equipación del Mallorca, han decidido «dar marcha atrás por el bien del club, ya que de esta manera, se pondrá en marcha inmediatamente el calendario de pagos», ha subrayado.

El Mallorca debe hacer frente en cinco años el pago del 50 por ciento de la deuda con 200 acreedores y que asciende a unos 40 millones de euros, 13 de los cuáles los cobrarán los deudores ordinarios en pagos anuales. El resto, 27 millones, irá destinado a satisfacer las deudas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social.

Delta Sport ha explicado en un comunicado que la empresa «sigue estando convencida de que su recurso tenía un sólido fundamento», pero que han decidido desistir tras mantener una reunión con el consejero alemán del Mallorca, Utz Claasen, uno de los accionistas mayoritarios del club.

«Esto, obviamente, se podría haber resuelto antes y con mucho menos ruido si el club hubiera tenido una actitud más dialogante. Pero mejor tarde que nunca», señala la empresa.-