El linier Javier Rodríguez Aguilar, asistente del colegiado Clos Gómez en el encuentro correspondiente a la decimotercera jornada de Liga, a su salida del estadio granadino de Los Cármenes, donde ha sido agredido esta noche con un paraguas lanzado desde la grada, lo que ha provocado que el encuentro ha sido suspendido. | MIGUEL ANGEL MOLINA

13

Granada 2

MallorcaMallorca 2

Primera División | Jornada 13 | 07/12/2011 19:30 | Final

La Policía Nacional ha entregado hoy al tutor del centro de acogida del que procedía al menor causante del paraguazos que hirió anoche a uno de los árbitros asistentes del colegiado Clos Gómez y que supuso la suspensión del partido jugado en Los Cármenes entre el Granada y el Mallorca.

El menor, de 15 años y nacionalidad marroquí, ha sido entregado de nuevo a su tutor después de que esta mañana haya prestado declaración ante la Fiscalía de Menores, que así lo ha acordado al valorar que los hechos causados no han derivado en lesiones de gravedad, según han informado a Efe fuentes policiales.

El adolescente, que no es socio del Granada, había acudido al estadio Los Cármenes con su tutor por pertenecer a un centro de acogida que había sido invitado por el club a este encuentro.

Según ha explicado hoy a los periodistas la delegada del Gobierno andaluz en Granada, María José Sánchez, se trata de un centro de acogida, que no reformatorio, perteneciente a Aldeas Infantiles SOS que dan cobijo y educación a los menores en situación de desamparo.

Noticias relacionadas

La delegada ha señalado que hasta ahora no había habido incidentes relacionados con este colectivo de menores que habitualmente asisten invitados por el club a encuentros como el de ayer, como tampoco ha habido problemas con el menor en cuestión.

«Ni la entidad que tutela al menor ni el chico éste en cuestión habían generado el más mínimo conflicto, por lo que habrá que ver qué pasó», ha dicho la representante de la Junta de Andalucía, que ha atribuido los hechos a un «incidente desgraciado».

Sánchez ha abogado por que «si finalmente no hubo intencionalidad, como parece que dice la entidad» que tutela el centro de acogida, los hechos se valoren «en su justa medida».

Los hechos, que obligaron a la suspensión del partido, motivaron la apertura de una investigación para esclarecer si el lanzamiento del paraguas fue accidental o intencionado.