Imagen del accionista del Real Mallorca Utz Claassen. | Monserrat

3

La agenda del consejero del Real Mallorca Utz Claassen presenta un laberinto judicial tras su paso por Solar Millennium. El consejero bermellón reclama 7,2 millones de euros de indemnización a la empresa germana en un conflicto que comenzará a resolverse en el Tribunal de Distrito de Nuremberg-Fuerth el próximo 9 de septiembre, tal como publica el rotativo germano Welt en su versión digital.
No obstante, no es el único contencioso que mantiene abierto Utz Classen, ya que, según el portal balearesport.es, Solar Millennium, está siendo investigada por la Autoridad Alemana de Supervisión Financiera bursátil (BaFin, en sus siglas en alemán) por un presunto «abuso de información privilegiada».
El único accionista extranjero del Real Mallorca se las verá en los tribunales con Solar Millennium para reclamarle una indemnización de 7,2 millones de euros tras dejar el cargo que ocupaba. Al mismo tiempo, la empresa cuestiona los nueve millones de euros que ingresó por los 74 días en los que estuvo al frente de una compañía con la que se había comprometido inicialmente por espacio de cinco años.
La salida de Utz Claassen de Solar Millennium se mantuvo en la «oscuridad», según Welt, que también califica de la misma manera el despido de 200 trabajadores. Ahora Claassen reclama 7,2 millones a modo de indemnización a Solar Millennium y a través de su abogado ha asegurado que los donará a una fundación de investigación sobre la energía solar si finalmente la Justicia le da la razón.
Claassen justifica su salida de la empresa por la pérdida de confianza al entender que las directrices que se marcaban no eran realistas con las posibilidades de negocio, aunque Solar Millenium asegura que la versión del expresidente del Hannover 96 es «sesgada».
Utz Claassen llegó a la SAD balear en noviembre de 2010 adquiriendo el diez por ciento de las acciones del Real Mallorca que estaban en manos de Mateu Alemany y con el objetivo de internacionalizar la marca del club. El gran reto que se fijó era situar al conjunto bermellón como una de las referencias del campeonato por detrás del Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid y estrechar los lazos con Alemania realizando algún fichaje de la liga germana.