Webó junto a José Carlos Nunes, es uno de los jugadores que más gustan en Anoeta para completar la delantera de la Real Sociedad la temporada que viene. | Monserrat

1

La Real Sociedad se ha interesado por Pierre Webó y ya se ha dirigido al Mallorca para pedir precio por el internacional camerunés. De momento el club no ha respondido a la petición que se le ha realizado desde San Sebastián y según ha podido saber Ultima Hora el conjunto vasco ofrece dos años de contrato al delantero y una ficha que supera las cantidades que percibe en el Mallorca. La marcha de Raúl Tamudo de Anoeta obliga al club blanquiazul a mover ficha y el nombre de Pierre está en lugar preferencial, sobre todo porque desde la Real Sociedad son conscientes de que el jugador no está ya cómodo en Son Moix y desea cambiar de aires este verano.

La plantilla balear, que ayer se concedió la primera tregua desde que regresó a los entrenamientos, clausurará hoy su agenda en la capital balear antes de hacer de nuevo las maletas para viajar al norte de Europa y levantar el campamento en Oosterbeek hasta el próximo 1 de agosto. Y salvo sorpresa mayúscula, en la lista de convocados que redactará el entrenador danés no estará el máximo goleador de la temporada anterios, que seguirá entrenando en la Isla a la espera de resolver su situación tal y como había exigido el responsable del vestuario. El delantero acudió el sábado a las oficinas de Son Moix para argumentar ante la cúpula del club su ausencia en los amistosos ante el Hammarby y el Leicester y ambas partes acordaron retomar de inmediato las conversaciones con el representante del jugador, que en las últimas semanas había pedido la carta de libertad para el africano y Gonzalo Castro.

El propio Laudrup ha instado al Mallorca a aclarar cuanto antes el entuerto para poder buscar un recambio de garantías en el ataque y trabajar con una base sólida durante las próximas semanas. Y como la presencia del punta en el escenario actual podría afectar al ambiente del stage, se quedará en tierra esperando una salida.

El equipo se adentra en la fase más importante de su puesto a punto y lo hace con la exigencia de acabar cuanto antes con los problemas que le han planteado el 'caso Webó' y la prioridad de contratar a un central con el que completar la línea defensiva para atender las peticiones de Michael Laudrup. En el caso del Chori Castro, su porvenir tampoco está claro. Al igual que Webó, finaliza contrato en junio de 2012 y su agente presiona para que salga del club este verano. No obstante, el uruguayo ha participado sin problemas en los primeros bolos de la pretemporada y seguirá ejercitándose con normalidad a la espera de alguna oferta. Durante el último mercado de invierno ya estuvo en el escaparate, aunque al final su salida no llegó a concretarse y el extremo zurdo abrochó el ejercicio como mallorquinista. Al margen de las salidas la dirección deportiva rojilla también trabaja para completar el equipo desde su base. En ese plano, los focos apuntan al fichaje de un defensa central, aunque de momento no hay ninguna decisión firme respecto a quién puede aterrizar en Son Moix.