0

La paella prevista para el próximo sábado tiene un doble mensaje y a Manzano no hará falta que nadie se lo explique. El presidente de la Federació de Penyes del club, Rafel Martorell, asegura que con esta iniciativa se pretende redondear la previa de un partido muy importante para el equipo isleño y de paso recordarle al ex entrenador del Mallorca las declaraciones que realizó en su momento y que causaron un profundo malestar entre la hinchada balear. «El mallorquín aparte de comer una buena paella y de ir al fútbol, también quiere al Mallorca, una cosa no va con la otra», manifestó Rafel Martorell.


Recibimiento


Respeto a cómo puede ser recibido el técnico andaluz, Martorell lo tiene claro, al menos a nivel personal. «Creo que será mal recibido. Personalmente le pitaré... y mucho porque una persona que teniendo en cuenta los méritos deportivos que hizo, debería reflexionar por qué otros entrenadores, sin llegar a sus triunfos, son más valorados y mejor recordados que él», subrayó el presidente de la peñas del Mallorca.


Martorell no olvida otro detalle importante y que demuestra las dos caras que ha exhibido el entrenador durante su etapa en el club. «Se vanagloriaba de su mallorquinismo extremo y después resulta que quiere la disolución del club para él cobrar todo lo que se le adeuda. Es lícito querer cobrar todo lo que está firmado, pero no a cualquier precio. ¿Y si llega a darse esta disolución? ¿Qué hubiera sucedido también con el resto de acreedores? ¿Y con el club?... en definitiva, pienso que ese paso fue definitivo para que todos conociéramos que es una persona con dos caras bien diferenciadas», manifestó Rafel Martorell. El presidente de la Federació de Penyes recuerda que la afición del Real Mallorca siempre ha sido «modélica» y que el sábado tienen una cita doble, primero con la paella y luego con su equipo.