Gonzalo Castro, trata de controlar un balón ante el jugador del Sporting, Botia.

11

El Atlético de Madrid ha iniciado negociaciones con el Real Mallorca con el objetivo de fichar en este mercado de invierno a Gonzalo Castro. El interior uruguayo es el escogido para sustituir a Simao Sabrosa, que se marchará al Besitkas turco, club con el que ya ha llegado a un acuerdo para jugar las próximas dos temporadas.

El interés del conjunto rojiblanco ha aumentado estas últimas semanas debido a que en el Vicente Calderón ya hacía tiempo que se valoraba la posibilidad de que el interior portugués abandonara la entidad colchonera. El Mallorca es consciente de que ante la llamada de un club de los denominados 'grandes' de la Liga, va a tener difícil retener a su futbolista, pero trata de apurar al máximo las conversaciones con el fin de sacar un doble beneficio de esta operación, por una parte una renta económica y por otra la posibilidad de reforzarse con Diego Costa, el delantero del conjunto rojiblanco, que ya quiso fichar este pasado verano, pero finalmente la operación quedó abortada.

El 'Chori' ya conoce el interés del Atlético y en su última comparecencia ante los medios reiteró una vez más que en caso de llegar una oferta «si todos llegamos a un acuerdo puede haber una oportunidad. Si hay una opción, se hablará», dijo Castro. Y eso es precisamente lo que están haciendo en estos momentos Mallorca y Atlético de Madrid, hablar.

Gonzalo Castro es el futbolista mejor valorado del equipo balear desde el punto de vista de coste de traspaso. Según la valoración realizada por la Liga de Fútbol Profesional de la plantilla isleña, el charrúa tiene un valor de mercado de 5 millones de euros y la situación de concurso en la que está inmerso el club balear no invita a rebajar en exceso esta cifra. Sin embargo, el conjunto madrileño trata de incluir en la operación a al centrocampista Ignacio Camacho, pero el Mallorca sólo está dispuesto a valorar la opción del delantero brasileño Diego Costa. El mercado de invierno se abre oficialmente el próximo día uno y Gonzalo casi con toda seguridad abandonará la Isla. Su posición en estos momentos puede ser ocupada por Michael Pereira, que ha sido titular jugando en la zona de interior zurdo, que habitualmente ocupa Gonzalo cuando está al cien por cien. Pereira por un costado y Nsue por el otro es la alternativa que más gusta a Serra Ferrer y Laudrup, de ahí que el escenario ahora invite al club a plantearse la posibilidad de desprenderse de un jugador valioso, pero al que es imprescindible renovar o traspasar. De hecho el Mallorca se encuentra en esa encrucijada y no puede quedarse de brazos cruzados. El futbolista finaliza contrato en junio de 2012 y abordar una posible renovación es muy difícil debido al estado económico en el que se encuentra el club y no es lógico apurar hasta el último momento para que el jugador se marche gratis. Por este motivo el traspaso debe hacerse ahora, que el interior está bien físicamente y por el que se puede pedir una cantidad acorde con su calidad.