VILLARREAL. FUTBOL. PARTIDO DE LIGA EN EL MADRIGAL ENTRE EL VILLARREAL Y EL REAL MALLORCA, (2-0). PACO ROIG Y MATEU ALEMANY. | Redacción Digital

12

El Mallorca ha roto definitivamente relaciones con el Villarreal y anuncia que ninguno de los miembros del consejo de administración de la SAD Balear acudirá al palco de El Madrigal el próximo sábado 18 de diciembre. De la misma forma, el club isleño rechazará asistir al almuerzo entre directivas si finalmente el club de Castellón cita a los consejeros para comer, como viene siendo habitual cada temporada.

El abogado y secretario del consejo del Real Mallorca, Miquel Coca, confirmó ayer las medidas acordadas y señaló que estas iniciativa se habían tomado antes de que el pasado domingo se produjera el desagradable encuentro sobre el césped del estadio del Villarreal entre el presidente del club amarillo, Fernando Roig y el técnico del Sevilla, Gregorio Manzano. «No tomamos la medida por esta acción concreta. Estaba decidido con anterioridad no acudir al palco debido al papel que desempeñaron para que nos quitaran la licencia UEFA», anuncio Coca en declaraciones a Onda Cero.

«La expulsión de la Europa League nos creó un grave perjuicio y si bien queremos ser educados y correctos, ningún consejero representará al club en el palco de su estadio», subrayó el abogado del Real Mallorca. La cúpula del club no dejará sólo al equipo en este viaje y los miembros del consejo que acompañen al Mallorca adquirirán una localidad y verán el choque desde la grada, pero no se sentarán en el palco. Esta medida es una clara protesta por el papel nada deportivo que jugó el club amarillo este pasado verano cuando ejerció todo el poder que tuvo a su alcance para mediatizar la decisión de la UEFA y hacer que este organismo retirara la licencia europea al club isleño haciendo inviable su participación en la Europa League. Esta situación motivó un grave perjuicio económico y deportivo para la institución balear y un revés importante en el ánimo de futbolistas y aficionados. Finalmente el Villarreal se hizo con su objetivo y jugó en Europa ocupando el lugar que se ganó el Mallorca sobre el terreno de juego. Este hecho erosionó las relaciones entre ambas instituciones, una relación que se ha visto todavía agraviada tras la animada charla entre Fernando Roig y Gregorio Manzano.