2

La prensa sevillana se mostró crítica con el planteamiento de Gregorio Manzano, sobre todo por la titularidad de Cigarini en el doble pivote -el italiano fue sustituido al descanso-, y ensalzó las virtudes mostradas por el Real Mallorca.

El Diario de Sevilla remarca la «decepción del Sevilla en su asalto a lo más alto de la Liga». El conjunto de Manzano cayó en casa frente al Mallorca «por la sencilla razón de que siempre fue superado en el eje de operaciones, de que el adversario contaba en esa ubicación estratégica del terreno de juego con dinamismo y no con un tran-tran propio de las carretas, que es como se manejan los blanquirrojos en la actualidad».

El periódico se mostró contundente: «Esperar fuerza, vigor y mando de una media integrada por Cigarini y Renato es como esperar que un manzano dé ciruelas. Un manzano da lo que da, manzanas».

El Diario Abc también remarca el «paso atrás de imprevisibles consecuencias». «El equipo se tiró al callejón de manera lastimosa. Ante el equipo de Laudrup mostró su peor versión como local en Liga y nadie podrá tildar de injusta la victoria balear».

Por su parte, el Correo de Andalucía subrayó la superaridad mallorquinista: «Los baleares superaron a los de Manzano en el mediocampo y sacaron oro de sus errores defensivos. Nunca se vieron con opciones reales de ganar los nervionenses, si acaso empatar y mantener vigente la inexpugnabilidad del Pizjuán, pero justo cuando lo hizo, con muchísimo esfuerzo y poquísimo acierto, Webó los remató y consumó el fracaso en el intento de asaltar las plazas de la Liga de Campeones».

Estadio deportivo ensalzó el fútbol del Mallorca, que «maniató en muchos momentos a los de Nervión». «Inició la contienda el Sevilla conociéndose al dedillo las cuentas que tenía que hacer para situarse a un punto del tercero, el Villarreal, después de que los castellonenses y los valencianistas de Emery empatasen a un tanto el sábado. Sin embargo, el guión lo terminó firmando Webó, que en el minuto 90 ponía el 1-2 definitivo en el marcador con un cabezazo limpio que se alojó en las redes de Palop».

La prensa sevillano, por lo tanto, arrojó dardos sobre el planteamiento de Gregorio Manzano, criticado por no alinear a Martín Cáceres en el eje de la defensa. Apenas lleva dos meses, y el sevillismo comienza a dudar...