5

El día después de recibir una lección en el césped por su Mallorca, que logró el pasado domingo una faena redonda en el Sánchez Pizjuán, el entrenador del Sevilla sigue monopolizando la actualidad jurídica de la entidad balear. Si la semana pasada el Mallorca remitió al juzgado número 2 de lo Mercantil una demanda de impugnación del crédito contra el preparador jienense, al entender que se le reconocen 250.000 euros brutos de más en el informe de acreedores, el consejo de administración reunido ayer acordó la posibilidad de demandar a Gregorio Manzano por una presunta falsedad documental...

El enésimo capítulo de esta historia resulta, cuando menos, enredoso. Ante la duplicidad del contrato de Gregorio Manzano, el órgano de gobierno acordó enviar un requerimiento notarial tanto al exconsejero delegado Javier Martí Asensio como al entrenador andaluz para aclarar la modificación en la cláusula que le permitió cobrar una cantidad adicional de 50.000 euros.

El empresario madrileño negó ayer a este periódico haber autorizado el aumento de sueldo al entonces preparador del Mallorca: «Firmé el contrato matriz. Nada más. Recuerdo que ese día tuve que firmer el de todos los jugadores de la primera plantilla, y el del entrenador, para presentarlo a la LFP. No hubo ningún aumento de sueldo por mi parte», aclaró Javier Martí Asensio, que espera el burofax para ratificar su versión y aclarar cualquier malentendido. «No entiendo cómo pueden existir dos contratos diferentes...». Al margen de esos 50.000 euros, el club balear considera que Manzano sólo debería haber cobrado los premios por posición (9º en la campaña 2008-09 y 5º en la 09-10) y no también los que percibió por la permanencia.