El president del Govern, Francesc Antich, se ha posicionado apoyando al Mallorca en el contencioso que mantiene con la UEFA para poder competir en la Europa League.

3

El Real Mallorca acumula aliados en su lucha por recuperar una plaza en la Europa League y el último refuerzo ha llegado de la mano del president del Govern, Francesc Antich, que ya ha establecido contactos con el presidente de la UEFA, Michel Platini, y el secretario de estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, para buscar «una salida» a la exclusión. El respaldo de Antich se ve reforzado por el Consell en el pleno ordinario de hoy y recibirá un nuevo apoyo en el Congreso, donde el PSOE planteará una serie de preguntas parlamentarias sobre la situación económica de los clubes con la intención de demostrar que la del Mallorca no puede ser motivo de exclusión de la Europa League.

Francesc Antich ha solicitado por carta a Platini y por teléfono a Jaime Lissavetzky que busquen «una salida» para que el Mallorca dispute la próxima edición de la Europa League». El president, que opina que la UEFA debe reconsiderar la exclusión, argumenta que «a pesar de tener problemas económicos, como la gran mayoría de los clubes de Europa, ha demostrado que es un club ejemplar, consiguiendo por quinta vez en su historia clasificarse para disputar una competición europea, lo cual ayudaría a mejorar su situación económica».

El máximo responsable del Ejecutivo autonómico valora que el beneficio de jugar en Europa representaría importantes réditos para Balears. «Es una oportunidad de proyección para un país y una ciudadanía que siempre han disfrutado de una condición cosmopolita y abierta y que acoge cada año a millones de europeos», dijo.

El president del Govern ha apelado ante la UEFA y la CSD la situación de cambio que vive la entidad mallorquinista y razonó que «en la actualidad el club ha sido adquirido por un grupo de nuevos propietarios, todos ellos mallorquines, que han devuelto la ilusión a la familia mallorquinista porque han presentado un plan de viabilidad económica que pretende sanear las cuentas de la entidad a corto plazo».

La intercesión del president del Govern no será la única medida que llegue a las instituciones. Y es que el PSIB-PSOE planteará en el Congreso de los Diputados una serie de preguntas parlamentarias sobre la situación económica de los clubes de Primera con la intención de demostrar que la deuda del Mallorca no puede ser motivo de exclusión de la Liga Europa.

Deudas

El PSIB defiende que las deudas del club no son las más importantes de la liga y el diputado por Mallorca Pablo Martín solicitará información de otros clubes respecto a a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social para comparar sus números con los del conjunto bermellón.

El portavoz parlamentario del PSIB-PSOE, Antoni Diéguez, se encarga de coordinar las acciones y asegura que esta información pondrá de manifiesto que «hay muchos clubes en una situación de endeudamiento peor que la del Mallorca, pero nadie les quita el derecho a jugar la Liga nacional ni la europea». Diéguez, además, aprecia que «hay clubes que tienen deudas muy superiores a la del Mallorca, pero la Seguridad Social les aplaza los pagos gracias a la generosidad de los contribuyentes mallorquines».

Por otra parte, el Consell de aprobará hoy un acuerdo de apoyo al Mallorca y contra la decisión de la UEFA, en un pleno ordinario.Todos los grupos políticos apoyan dicho acuerdo. La medida se une a la declaración del Parlament y el acuerdo del Ajuntament de Palma.